Montilla culpa a las exigencias de ERC e ICV de la imposibilidad de otro tripartito

El presidente de la Generalitat pide a Artur Mas que deje de lado la «ambigüedad» sobre el soberanismo.

Montilla ayer durante su intervención en el programa «El candidat» de Onda Cero
Montilla ayer durante su intervención en el programa «El candidat» de Onda Cero

BARCELONA - «No reeditaría un gobierno como el que tenemos», insistió ayer el presidente de la Generalitat y candidato del PSC, José Montilla, durante su participación en el programa «El candidat» de Onda Cero. El presidente catalán justificó su decisión, anunciada el domingo en el Liceo, por las desavenencias entre los miembros del Govern. «La discrepancia con nuestros socios es demasiado grande», afirmó el president en su intervención en este programa realizado en colaboración con LA RAZÓN, «Adn» y Antena 3, consciente de que las propuestas de sus socios son «inasumibles».
La decisión de Montilla de no reeditar el tripartito levantó ampollas entre los partidos catalanes que, al unísono, expresaron sus dudas con las palabras del candidato socialista. No en vano, todos recordaron que, en 2006, Montilla ya se comprometió a no formar un nuevo tripartito. En esa ocasión, el presidente catalán esgrimió los mismos argumentos para renegar de la alianza de izquierdas en el gobierno catalán. De todas formas, el president insistió en que ahora la situación es diferente a raíz de la crisis económica y la sentencia del Estatut. Además, las demandas de sus socios en 2006 no eran las mismas. Montilla tiene claro que el Estatut es el marco del autogobierno catalán y aventuras independetistas o el concierto económico quedan fuera. Por este motivo, Montilla exigió al líder de CiU, Artur Mas, que deja de lado su «ambigüedad» y diga hasta donde llega su soberanismo.
Con este argumento, el PSC se ha puesto en sintonía con el PSOE para intentar recuperar su centralidad y atraer a los votantes catalanes del PSOE en las generales, un margen de votos mayor que el que movilizan en las elecciones autonómicas.