Aparicio apuesta por el coche eléctrico para mercancías en cascos antiguos

La Razón
La RazónLa Razón

El alcalde de Burgos, Juan Carlos Aparicio, hizo un balance positivo de la inclusión de la ciudad en la red Civitas España-Portugal. Aparicio señaló que garcias a esta inclusión la ciudad ha mejorado sus dotaciones en materia de sostenibilidad y movilidad con acciones como la implantación de una sala de control de tráfico, la creación del sistema de préstamo de bicicletas, la renovación de una flota de autobuses con la correspondiente mejora de la accesibilidad y la gestión ordenada de cuatro kilómetros cuadrados del centro histórico.

Respecto a la posibilidad de crear una línea de tranvía en Burgos, Aparicio reiteró de nuevo que es un medio de transporte que se podría instalar en el caso de existir una buena situación económica. «En actuaciones importantes como es la del bulevar se ha hecho la reserva de una plataforma que permitiría llevar a cabo esta inversión el día que pueda hacerse porque haya mejorado la situación», dijo.

Aparicio mostró también interés por el futuro del coche eléctrico asegurando que el lugar más idóneo para este vehículo es su utilización para los servicios de mercanciás en los centros históricos de las ciudades. «En el caso de Burgos vamos a ver si somos capaces de encajar algún proyecto de esta naturaleza», comentó.

El I Foro Civitas de Movilidad Sostenible España y Portugal cuenta con la presencia de más de medio centenar de ciudades y más de 150 políticos y técnicos españoles y portugueses. Gracias a la buena trayectoria del Ayuntamiento de Burgos en el proyecto de movilidad sostenible Civitas 2004-2009, la Comisión Europea encargó a la ciudad otro gran proyecto a finales de diciembre del pasado año: crear una Red para España y Portugal.