El PP arranca al Senado la prohibición del uso del burka

Contra todo pronóstico el PP ha logrado sacar adelante en el Senado la moción para prohibir el burka y el niqab en los espacios públicos. La votación fue ajustada (131 a favor por 129 en contra)

El Senado aprueba el veto al burka en los espacios públicos
El Senado aprueba el veto al burka en los espacios públicos

Los tiempos en política son determinantes. Y si no, que se lo pregunten a los socialistas que ayer observaron incrédulos cómo, en el último minuto, CiU les arrebataba una victoria segura en el Senado. La sorpresa saltaba a las 10:20 horas. Cuando todo apuntaba a que el PP no podría sacar adelante su moción para prohibir el uso del velo integral (burka o niqah) en los espacios públicos, incluidas las calles, el guión sufría un giro inesperado. La senadora de CiU, Montserrat Candini, que la noche anterior había rubricado con su firma una enmienda de sustitución del PSOE a esta moción, subía al atril para mostrar su apoyo y el de su formación a la senadora popular Alicia Sánchez-Camacho, encargada de defender la propuesta. Y la Cámara Alta se convirtió en un hervidero de sensaciones enfrentadas y caras de escepticismo, sobre todo entre las filas socialistas. Una y otra vez revisaban línea a línea el escrito de su enmienda para encontrar el error; la senadora Leire Pajín, móvil en mano, intentaba encontrar una solución rápida que salvase la situación... Mientras, Candini, ajena a la que acababa de liar, intentaba explicar el por qué de su decisión.«No es un cambio de postura», afirmaba la senadora de CiU, ya que su grupo considera que «prohibir es básico» y entendía que ése era el fin de la propuesta del PSOE, aunque no lo dijera literalmente. Sin embargo, tras escuchar la intervención de la senadora socialista Patricia Hernández, se dio cuenta de que no perseguían el mismo fin y cambió su voto. Eso sí, antes le pidió a Sánchez- Camacho que recogiese en su escrito el «espíritu» de CiU.Cierto es que Candini esperó a su turno de palabra para informar de este cambio y que fue un duro golpe para el PSOE. Pero no fue el único. La ausencia de cuatro de sus senadores a la hora de votar le impidió obtener la mayoría. Y es que la votación fue muy ajustada: 131 votos a favor (PP, CiU y UPN) por 129 en contra (PSOE, Grupo Mixto, la Entesa y PNV). Ayer, más que nunca, se hizo patente aquello de que los políticos se pierden en las palabras. Todos los portavoces parlamentarios coincidieron en que el velo integral discrimina y veja a la mujer, que supone un atentado contra los derechos fundamentales, que son necesarias campañas de sensibilización y de educación, que hay que actuar por razones de seguridad pública... pero, una vez más, se perdieron en los matices.La senadora del PP hizo una férrea defensa de los derechos de la mujer. «No podemos aceptar que las mujeres sean invisibles y vivan en cárceles de tela», aseveró Sánchez-Camacho, y añadió que «hay que prohibir el uso ordinario del velo integral porque vulnera y veja la dignidad de la mujer y es discriminatorio». Además, en una clara alusión a Pajín, quiso dejar claro que «el artículo 14 de la Constitución (igualdad) no es patrimonio de la izquierda».La respuesta del resto de grupos fue la esperada. Todos señalaron el «oportunismo», el «partidismo», la «demagogia» y el carácter «precipitado» y «electoralista» del debate de ayer, además de acusar al PP de hacer campaña para el otoño. La más hiriente fue la senadora socialista Patricia Hernández, que no tuvo reparos en acusar a Sánchez-Camacho de «utilizar a las víctimas» para arañar «un puñado de votos en Cataluña».

El centro de la discordiaEl punto 4 de la enmienda del PSOE fue el del desencuentro. Mientras los socialistas buscaban «erradicar» el velo integral, los populares insistían en que era necesario «prohibir». Además, en ese mismo apartado entraba en juego nuestro ordenamiento jurídico. Mientras los socialistas aseguraban que «hay suficiente base legal» para actuar, los grupos que respaldaron al PP creen que la mejor opción sería incorporar la prohibición en el Reglamento de la Ley de Igualdad.La mayoría de grupos ya han anunciado que presentarán sus mociones para que el texto sea más completo. Pero, sea como fuere, la pelota está ahora en el tejado de un Gobierno molesto por la derrota de ayer en el Senado.

La legislación en los países europeos- En Francia, el pasado 19 de mayo se presentó el proyecto de ley de prohibición del burka en los espacios públicos; prevé multas de 150 euros por llevarlo y de 15.000 y hasta un año de cárcel a los hombres que obliguen a su mujer a usarlo.- Bélgica puede ser el primer país que prohíba el uso de prendas que cubran totalmente el rostro. El Parlamento aprobó en abril el proyecto de ley, que está pendiente de que se pronuncie el Senado.- Aunque un 5 por ciento de la población holandesa es musulmana y desde 2006 existe el debate, no hay leyes que lo prohíban.- Dinamarca se plantea la prohibición de prendas que cubran el rostro, pero su prohibición desataría la polémica porque iría contra la libertad religiosa de la Constitución.- En Alemania, ocho estados federados prohíben su uso a las profesoras, pero no a las alumnas.- Italia tiene una ley de 1975 que prohíbe llevar la cara tapada.- En Reino Unido no existe prohibición.- En Austria, según un decreto ley, cualquier restricción en las escuelas es ilegal.