Champions League

Históricos desesperados

El portugués José Mourinho, técnico del Real Madrid, reconoció que la ambición de su nuevo club se ha unido con la suya en la Liga de Campeones, porque si la entidad quiere "la décima", él busca "la tercera", tras ser campeón de Europa con Oporto e Inter de Milán.

Mourinho
Mourinho

Real Madrid-Ajax. Debut «delicatessen» en el Bernabéu para el «MouMadrid». Otrora hubiera sido un duelo de postín, pero el Ajax, cuatricampeón de la Copa de Europa, no es el que era, tras cinco años sin alcanzar la fase de grupos; tampoco el Real Madrid, después de más de un lustro estrellándose en el muro de los octavos de final. Ambos son equipos en construcción, jóvenes, con un gran arsenal ofensivo; sin embargo, en las filas de Martin Jol hoy no estará el goleador uruguayo Luis Suárez, sancionado por acumulación de tarjetas en la fase previa.

El Real Madrid tiene obsesión por la «Décima». Florentino Pérez –aseveró– no parará hasta conseguirla. Para eso ha contratado al técnico vigente campeón de la «Champions», José Mourinho, quien además de ganarla el pasado mayo con el Inter, arrebatándosela al Barça, lo fue también en 2004 con el Oporto. A corto-medio plazo debe ser él quien devuelva al Madrid su dominio continental, quite el polvo de las vitrinas europeas del Bernabéu y le arrebate al Barça la hegemonía liguera.

Para tal faena, el Madrid ha reforzado su caudal ofensivo, sobre todo por las bandas, pero por lo poco visto (sólo se llevan disputadas dos jornadas de Liga), su mayor virtud no ha explotado. El equipo sólo ha sido capaz de marcar un gol y lo hizo un central, Carvalho. Eso sí, demuestra estar fuerte atrás. No ha recibido goles, y en Liga de Campeones no es mal asunto priorizar en eliminatorias a doble partido. A «Mou» le ha funcionado y, tanto él como sus delanteros, se muestran confiados en que, cuando el equipo esté más rodado y conjuntado, las ocasiones de Higuaín, Cristiano Ronaldo, Özil y Benzema se materialicen. «Esperemos que contra el Ajax se concreten las ocasiones», dijo Higuaín.

El Ajax de Martin Jol no es el de Cruyff de las tres Copas de Europa consecutivas, ni el de los 80 de Van Basten o el de Louis van Gaal, campeón en el 95 con los De Boer, Reiziger, Davids, Seedorf, Litmanen, Kanu o Finidi. Pero tiene más ritmo de competición, tras cinco jornadas de Liga (un empate y cuatro victorias), en la que es colíder, y parece tener la puntería más fina, con 16 goles en esos cinco partidos y cuatro tantos encajados. Sin Luis Suárez, autor de cinco goles en los últimos dos encuentros de la «Eridivisen», dos al Willem II, destaca en el ataque El Hamdaoui. Asimismo, al público no le será extraño el guardameta alemán Stekelenburg, jugador destacado en el Mundial y al que han pretentido varios equipos, o el ex barcelonista Oleguer Presas.

No parece que Mourinho vaya a hacer muchos cambios con respecto del «once» que jugó el sábado frente a Osasuna. Todavía sin poder contar con Kaká, Albiol, Garay y Gago, la única duda del técnico portugués es si dar continuidad a Benzema o dar entrada a Ángel di María.


«Mou» quiere su «tercera» tanto como el Madrid la «décima»
Si juntas la historia del Real Madrid (9 Copas de Europa) con la suya propia (2) –dijo Mourinho– es «normal tener un ‘‘feeling'' positivo». Pero el técnico, a diferencia de Cristiano, no tiene «feelings». Tiene más confianza en «el trabajo»... Y la ambición por lograr el éxito. «Quiero tanto la "tercera"(algo que ningún otro entrenador ha conseguido con tres equipos distintos) como el Madrid la "décima"», sentenció para explicar su motivación. Pese a su condición de bicampeón, advierte de que no será fácil. En su opinión, es más complicado ganar la Liga de Campeones que un Mundial: «Es la más difícil. No se puede comparar con un Campeonato del Mundo porque los equipos son más equipos que las selecciones. Es de un nivel de calidad increíble, pero algunas veces no la gana el mejor sino quien en un momento clave marca la diferencia».