Bruselas presentará el 30 de junio la lista de sanciones para los países con déficit excesivo

El presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, anunció hoy a los líderes europeos que tiene previsto acelerar la elaboración de propuestas para reforzar el gobierno económico de la UE.

El Ejecutivo comunitario presentará el próximo 30 de junio la nueva lista de sanciones para los países con déficit excesivo y antes del 15 de septiembre publicará los textos legislativos para ponerlos en marcha, informaron fuentes comunitarias.Los jefes de Estado y de Gobierno respaldarán en la cumbre que celebran hoy en Bruselas endurecer las sanciones contra los países con déficit excesivo y activarlas incluso antes de que se supere el umbral del 3% de déficit que fija el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC) para evitar que se repitan crisis como la de Grecia, España o Portugal. Pero no hay acuerdo sobre cuáles deben ser las sanciones. El Ejecutivo comunitario propone congelar las ayudas europeas para los incumplidores pero Alemania quiere ir más allá y retirar el derecho de voto en la UE.Barroso anunció a los Veintisiete que la Comisión presentará "más detalles"sobre las nuevas sanciones en una comunicación que se publicará el 30 de junio, y que irá seguida por propuestas legislativas antes de mediados de septiembre. Se trata de "un paquete de sanciones refinado"que incluirá "un arsenal más amplio de incentivos y sanciones", así como mejoras en su aplicación "tanto en la parte preventiva como en la correctiva del PEC", explicaron las fuentes. Además de las sanciones, la comunicación concretará cómo se llevará a cabo la revisión por parte de la UE de los presupuestos nacionales antes de que sean aprobados por los parlamentos, una iniciativa que suscita reservas en Reino Unido y los países nórdicos. Bruselas propondrá además indicadores para detectar problemas de competitividad, pedirá a los Estados miembros que incorporen a sus legislaciones nacionales la obligación de reducir el déficit y reclamará que se preste más atención a la evolución de la deuda.

«No hay crisis»"Son las diez y media y no hay crisis". Con estas palabras abrió hoy el presidente Herman Van Rompuy la reunión de los veintisiete jefes de Estado o Gobierno de la Unión Europea, centrada en la reforma de las reglas y la redefinición de las prioridades de la maltrecha economía europea.

 

"Es la primera cumbre normal desde que fui elegido para el cargo", dijo el presidente del Consejo Europeo a los líderes comunitarios en su apertura de los trabajos, retransmitida parcialmente.Desde que accedió al cargo en enero, Van Rompuy ha presidido varias reuniones de líderes europeos, en febrero, marzo y mayo, que estuvieron dominadas por la crisis del euro y la necesidad de adoptar medidas urgentes de rescate para Grecia y de estabilización financiera para el conjunto de la zona euro. "Hoy no hay crisis", constató Van Rompuy nada más tomar la palabra, aunque advirtió de que la economía y el empleo serán en esta reunión "el principal asunto, por supuesto". "Desde nuestra última reunión, en marzo, hemos tomado muchas decisiones de gran alcance para salvaguardar la estabilidad del euro; ahora tenemos que mostrar la misma determinación al abordar problemas estructurales a largo plazo", indicó. Van Rompuy desgranó el menú de asuntos que abordarán hoy los líderes comunitarios: la nueva estrategia económica "Europa 2020", la regulación bancaria, la reglas de disciplina presupuestaria, y la mejora de la competitividad, "con el objetivo común de preparar a las economías europeas para el futuro".