Bretón confesó a un agente que sus hijos estaban «cerca» de la finca

Madrid- El abogado defensor de José Bretón, el padre de Ruth y José, desaparecidos en Córdoba hace siete meses, ha decidido finalmente no recurrir el auto de procesamiento dictado por el Juzgado de Instrucción número 4 de Córdoba en el sumario abierto a raíz de la desaparición de sus dos hijos menores de edad, y en el que el juez José Luis Rodríguez Laín no descarta la implicación de otra persona en el caso. El letrado, José María Sánchez de Puerta, apuntó en declaraciones a Ep que el juez incide en que el padre «ha despistado» desde el principio, tratando de ofrecer pisas falsas sobre el paradero de los pequeños.

Este es uno de los argumentos que recoge el auto de procesamiento, y que se centra en las imágenes de una cámara de seguridad que supuestamente grabó al padre con otra persona en el coche de su hermana, Catalina, y junto a la parcela.

Implicado por dinero
Bretón, según su defensa, «en aquel momento no podía estar allí» y en las cámaras «en absoluto se distingue al padre, solo se ven puntos», señaló Sánchez de Puerta, quien este miércoles visitará de nuevo a su cliente en la prisión de Alcolea y a quien el juez procesa por la presunta comisión de dos delitos de detención ilegal, en la modalidad cualificada de menores y con la agravante de parentesco, así como por simulación de delito.

En el auto de procesamiento, de 46 folios, el titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Córdoba subraya en relación a la implicación de un tercero que «no puede ni confirmarse ni descartarse tal hipótesis, pensando como podemos pensar que dentro de las precauciones que pudiera haber tomado el encartado a la hora de urdir su plan, pudiera estar la de contactar en persona con el desconocido tercero que, bien por amistad, o más bien por dinero, se ofreciera simplemente a estar en la parcela esperando a José, y en un momento determinado posiblemente al salir el coche, realizara el trasvase de los dos menores a otro vehículo en el que se llevaría a los dos niños a cualquier ignoto o inimaginable lugar». El sumario revela también que Bretón, ante las preguntas de los policías acerca de si los niños se encontraban en la finca de Las Quemadillas, contestó: «Cerca». De hecho, el propio Bretón instó a la Policía a que le detuvieran cuando salía de la finca familiar con dirección a la comisaría.

 

«Él sabe dónde están los niños»
Ruth Ortiz, la madre de los dos niños desaparecidos hace hoy siete meses en Córdoba, aseguró ayer en relación al padre de sus hijos, José Bretón –al que por primera vez se ha referido como «el monstruo»–, que aunque la Justicia no pueda acusarle de asesinato ella si. Ortiz participó en una concentración en la Plaza de las Monjas en la capital onubense para recordar a los pequeños y reclamar su vuelta, en la que estuvo respaldada por más de 600 personas y en la que no faltaron los carteles y las pancartas, una de ellas nueva, con el mensaje «Gracias Mamá, tu recuerdo nos mantiene vivos».