El Supremo de Florida suspende la ejecución de un reo

El Tribunal Supremo de Florida suspendió hoy la ejecución de un preso prevista para el 2 de agosto para que un juez escuche los argumentos de sus abogados sobre el uso de una nueva droga en la inyección letal.

El máximo tribunal aplazó hasta el próximo 1 de septiembre la ejecución de Manuel Valle, quien fue sentenciado a morir por el asesinato de un policía en el condado de Miami-Dade en 1978.

Los abogados de Valle alegan que la nueva droga que sustituye al pentobarbital, usada para que el reo quede inconsciente antes de suministrarle los otros dos químicos, puede colocar al prisionero en un "riesgo sustancial de daño".

Esta es la primera vez que el estado de Florida utilizará un sustituto, Nembutal, aunque ya se ha empleado en otros estados.

Los argumentos de Valle serán escuchados por un juez de un tribunal de Miami, quien deberá emitir una decisión el 5 de agosto, según la orden del Tribunal Supremo de Justicia del estado.

Rick Scott, gobernador de Florida, firmó en junio pasado la orden de ejecución de Valle mediante la inyección.

El prisionero, de origen cubano, fue condenado a muerte por asesinar al agente Luis Peña en Coral Gables cuando le detuvo por una infracción de tráfico, según el documento judicial del caso.

Mientras Peña estaba en su patrulla verificando la licencia de Valle, éste sacó una pistola de su coche y disparó al policía.

El hecho fue presenciado por otro agente, Gary Spell, a quien Valle disparó dos veces.

Un jurado declaró culpable al reo de asesinato en primer grado con un arma de fuego e intento de asesinato en primer grado.

Valle se convertirá en el reo 70 en ser ejecutado en Florida desde que se reinstauró esa condena en el estado, en 1976, según datos del Departamento de Prisiones.