«El burka hace invisible a la mujer»

El Ayuntamiento de Lérida, primero en España en vetar el velo integral en espacios municipales. Parte de la comunidad islámica irá al Constitucional 

Lérida, primera ciudad española que prohíbe el burka en instalaciones públicas
Lérida, primera ciudad española que prohíbe el burka en instalaciones públicas

BARCELONA- Lérida dio el paso ayer y se convirtió en la primera ciudad española en prohibir el uso de velo integral (burka y niqab) en los espacios municipales. El pleno del Ayuntamiento dio luz verde a la iniciativa con los 23 votos a favor de PSC, CiU y PP y de un concejal independiente, frente a uno en contra de ICV y dos abstenciones de ERC.La votación se desarrolló sin incidentes y con una enorme expectación mediática. Los argumentos de los tres partidos favorables a la prohibición se basaron, principalmente, en la igualdad de género. «No podemos permitir el velo integral porque convierte a las mujeres en invisibles», dijo la concejal de Servicios Personales, Maria Rosa Ball. «El burka y el niqab atentan contra la dignidad de la mujer», señaló por su parte el líder de la oposición, Isidre Gavín (CiU). En el otro bando, desde ICV, el concejal Ramon Camats esgrimió los argumentos habituales de su formación, los mismos que utilizan en la Generalitat. «Es una medida innecesaria, inoportuna y contraproducente, no se han contabilizado las mujeres que visten el burka», señaló. El único momento tenso que se vivió llegó cuando Camats acusó a los promotores de la prohibición de «comenzar a hacer campaña para la formación xenófoba Plataforma per Catalunya, se coloca a Lérida en el mapa de forma negativa por un enorme error político y social, se favorece el racismo». En su turno de palabra, el alcalde, Àngel Ros (PSC), aseguró que «tenemos a unas 20 mujeres con burka en la ciudad», respondiendo así a los ataques de ICV. «Todo es por la defensa de los valores de igualdad, libertad y educación», añadió.

Permitido en la calleLa legislación permite a los ayuntamientos regular este tipo de cuestiones, siempre que sea en espacios municipales. En el caso de Lérida, no se podrá utilizar el burka y el niqab ni se podrá ir con la cara tapada en los locales sociales, escuelas, pabellones y equipamientos culturales. No obstante, estas prendas estarán permitidas en la vía pública. En un primer momento, la intención del grupo de CiU era extender la prohibición en todos los espacios públicos, pero los consistorios no tienen competencias para ello.En el pleno municipal se acordaron más puntos. Una moción aprobada insta a la Generalitat y al Gobierno a abordar esta materia «en referencia a la prohibición y/o regulación en la vía pública». Además, el Ayuntamiento leridano emprenderá acciones de sensibilización de diferentes colectivos para garantizar el respeto de la dignidad de la mujer y pedirá a la Asamblea Municipal de Religiones que organice sesiones específicas al respecto. La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, confirmó por su lado que llevará en su programa electoral autonómico la prohibición del burka y del niqab. «Creemos en la defensa de la igualdad de las mujeres y de la convivencia social», dijo.Las reacciones de la comunidad islámica fueron diversas. Ningún imán se pronunció, pero el responsable de la Comunidad Islámica de Ponent y Pirineo, Abdul Karim, aseguró estar dispuesto a recurrir ante el Tribunal Constitucional y la Unión Europea, porque a su juicio esta medida «vulnera la libertad de culto y coarta la libertad de la mujer musulmana, que lleva el velo voluntariamente para seguir el mandato de Alá».

Los otros musulmanesLa sorpresa vino de la mano de Omar Charah, líder de otra comunidad islámica leridana, que se mostró partidario de la prohibición «por motivos de seguridad y por la interpretación radical del islam que conlleva su uso».

«Necesitamos una norma general sobre el velo integral»- El Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, afirma que «falta en España una norma general que legisle el uso del burka». «En este asunto se entrecruzan la libertad, la seguridad y la igualdad, en nuestra sociedad nadie debe de ocultar su cara, por el aumento de la criminalidad». - La vicepresidenta del Congreso y diputada por Lérida Teresa Cunillera (PSC), señala que el Parlamento tendrá que «debatir algún día la prohibición del burka y del niqab, que son un método de anulación de la mujer». «No hablo de religión ni de fanatismo, sino de derechos de las mujeres».- El ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, considera que la decisión de prohibir el burka en edificios municipios supone crear un «falso debate», pide sentido común al abordar estas cuestiones y apuesta por fomentar el espíritu de acogida que caracteriza a España.