Qué quieren las empresas

El primer paso para llevar a cabo políticas de creación de empleo, es poner de acuerdo el mercado laboral con el de la Formación Profesional, es decir, dilucidar qué es lo quieren las empresas para coordinarlo con lo que estudian los jóvenes.

El turismo, el comercio y la industria, son los sectores que señala el plan como aquéllos que más futuro tienen
El turismo, el comercio y la industria, son los sectores que señala el plan como aquéllos que más futuro tienen

La Formación Profesional (FP) es una vía cada más demandada, no sólo por los más jóvenes sino también por los desempleados, para obtener una formación concreta que les pueda abrir las puertas del mercado laboral. El problema es que en la Comunitat, lo que más se estudia en los centros de FP no se corresponde con lo que más demandan las empresas.

Así se desprende del estudio realizado para elaborar el II Plan Valenciano de Formación Profesional, un proyecto acordado entre la Generalitat, la patronal y los sindicatos, precisamente para coordinar estos dos ámbitos y evitar que el desempleo siga aumentando.

En dicho informe se establece que las familias profesionales más demandadas en la Comunitat son Administración y Gestión de Empresas (24 por ciento), Informática y Comunicaciones (doce por ciento), Transporte (8,33 por ciento), Sanidad (6,9 por ciento) y Servicios Sociales a la Comunidad (5,8 por ciento).

Direcciones opuestas
En cambio, un análisis de las ocupaciones más demandadas por el mercado laboral permite observar el desajuste: la hostelería (camareros, personal de limpieza y cocineros), la industria (peones de industria manufacturera), el comercio (dependientes), el transporte, la construcción y la agricultura, son los sectores que más mano de obra solicitan en los últimos años (la construcción mucho menos desde que empezara la crisis).

Es decir, los estudiantes optan por especialidades de carácter transversal (estudios que contengan idiomas, administración de empresas y nuevas tecnologías), porque creen que de esta manera el abanico de posibilidades al que pueden acceder es mucho más amplio, pero sin embargo, la demanda de las empresas se caracteriza por una concentración muy elevada en torno a unas ocupaciones muy concretas.

Por lo que respecta a las previsiones de hacia dónde se van a dirigir las ofertas laborales, el informe del Plan de Empleo señala que los sectores que más se van a desarrollar son los relacionados con los principales recursos con los que cuenta la Comunitat: un entorno natural rico, su localización estratégica en el arco mediterráneo con buenas infraestructuras conectivas y un tejido industrial con gran diversidad y arraigo.

El Plan especifica que la diversificación y expansión del turismo se apoyará en las infraestructuras existentes (entre las que destaca el Puerto de Valencia), las mejoradas (puertos de localidades alicantinas y el aeropuerto de Manises), así como en las futuras (el AVE en todas las provincias y el aeropuerto de Castellón).

Por lo que respecta al sector industrial, éste experimentará una importante concentración y dinamización a través de procesos de cooperación y reconversión. Todo ello, deberá acompañarse del incremento de la productividad, innovación e internacionalización de las empresas y la profesionalización de los trabajadores, a través de conocimientos entre las que destacan el conocimiento de idiomas, el comercio exterior, el uso de las tecnologías de la información y la comunicación y las habilidades directivas y de gestión.