Isner gana por agotamiento el partido más largo de la historia

Después de once horas y cinco minutos de partido, tres días de juego, mucha emoción y un ambiente inolvidable, el estadounidense John Isner ha vencido por fin al francés Nicolas Mahut por 4-6, 6-3, 7-6 (9/7), 6-7 (7/3), y 70-68 en el último set del que ya es el partido más largo de la historia.

El francés Nicolas Mahut, en un momento del partido ante Isner
El francés Nicolas Mahut, en un momento del partido ante Isner

La cuarta jornada de Wimbledon 2010 ya forma parte de la historia con mayúsculas del All England Tennis Club por dos motivos: la reina Isabel II regresó al torneo 33 años después y John Isner y Nicolas Mahut cerraron el partido más largo de la historia. La Reina, en su cuarta visita al torneo, saludó a Federer, a las hermanas Williams y presenció la victoria de Andy Murray. Isabel II no se acercó por la pista 18, el territorio de Isner y Mahut desde el pasado martes.El estadounidense y el francés finiquitaron el partido más largo de la historia 72 horas después de haberlo empezado y tras dos aplazamientos por falta de luz. Tras once horas y cinco minutos de tenis, el estadounidense se llevó el premio de medirse al holandés De Bakker en la segunda ronda. El maratón, por si no hubiera habido suficiente, se prolongó durante más de una hora y alcanzó los 491 minutos. ¡¡¡ El quinto set duró más de ocho horas!!! Del empate a 59 con que se cerró el partido el miércoles se pasó hasta un 70-68 para el yanqui con unas cifras mareantes. Entre ambos acumularon ¡¡¡215!!! saques directos; la última manga contó con ¡¡¡138!!! juegos;el partido tuvo ¡¡¡183!!!... Cuando Isner pasó a Mahut en su última subida a la red, el estadounidense se derrumbó. Ambos se abrazaron en la red, se fotografiaron junto al histórico marcador y recibieron numerosos regalos de la organización después de un partido de leyenda. El que estuvo cerca de hacer historia fue Robin Haase. El holandés es un buen sacador, sin más, que puso en más problemas de los previstos a Rafa Nadal. El número uno del mundo necesitó cinco sets para alcanzar la tercera ronda. Haase se permitió el lujo de dominar el partido por dos sets a uno. Fue la señal que necesitaba Rafa para despertar. De los últimos quince juegos, el holandés sólo ganó tres. «Ha sido una buena prueba», dijo Rafa.

-Cuarta jornada: Murray (Gbr, 4) a Nieminen (Fin), 6-3, 6-4 y 6-2; Nadal (Esp, 2) a Haase (Hol), 5-7, 6-2, 3-6, 6-0 y 6-3; Soderling (Sue, 6) a Granollers (Esp), 7-5, 6-1 y 6-4; Tsonga (Fra, 10) a Dolgopolov (Ucr), 6-4, 6-4, 6-7 (5/7), 5-7 y 10-8; Isner (EEUU, 23) a Mahut (Fra), 6-4, 3-6, 6-7 (7/9), 7-6 (7-3) y 70-68 y Errani (Ita, 32) a Parra (Esp), 6-2 y 6-2.