Dos ex líderes del Jemer Rojo tachan su juicio de «incorrecto» e «injusto»

Dos ex dirigentes del Jemer Rojo denunciaron hoy que el proceso abierto contra ellos por el Tribunal Internacional de Camboya es "incorrecto"e "injusto", en el inicio del juicio a los cuatro dirigentes responsables de la muerte de cerca de 2 millones de camboyanos hace tres décadas.

La defensa del ex ministro de Exteriores del Jemer Rojo, Ieng Sary, alegó que la instrucción realizada por los jueces es "incorrecta", porque supone una "violación"de su derecho a no ser encausado dos veces por el mismo crimen. Ieng Sary ya fue condenado a muerte en rebeldía por genocidio en 1979 y más tarde perdonado en 1996 por una amnistía real.


"(El tribunal) tiene que ser un ejemplo para las otras jurisdicciones de Camboya y debe por tanto respetar el derecho y el principio de legalidad", aseguró su abogado, Michael Karnavas.
Karnavas defendió además que el juicio de 1979 debe ser considerado como "adecuado y definitivo", ya que si Ieng Sary hubiera sido arrestado en ese momento, "habría sido ejecutado".


El ideólogo y número dos de la organización, Nuon Chea, que vestía un gorro azul y blanco y unas gafas de sol, también se mostró molesto con el proceso iniciado. "No estoy contento con esta audiencia", aseguró el "Hermano Número Dos"en una breve intervención antes de abandonar la sala. "La investigación judicial ha sido tan injusta que el caso contra Nuon Chea debe detenerse", añadió su abogado, el holandés Michiel Pestman, quien ha culpado al gobierno camboyano de "obstruir"las pesquisas.


Ieng Sary y Nuon Chea se han sentado hoy en el banquillo de los acusados junto al jefe de Estado del régimen del Jemer Rojo, Khieu Samphan; y la esposa de Ieng Sary y entonces ministra de Asuntos Sociales, Ieng Thirith. Los cuatro están imputados por genocidio, crímenes contra la humanidad y de guerra, asesinato, tortura y persecución por razones religiosas y de raza contra la minoría musulmana cham, la población vietnamita y la comunidad de monjes.


Este es el segundo caso que juzga el Tribunal Internacional de Camboya desde que abriera sus puertas en el año 2006. El primero condenó a 35 años de prisión a Kaing Guek Eav, conocido por "Duch", director del principal centro de torturas durante el régimen del Jemer Rojo. El máximo dirigente del Jemer Rojo, Pol Pot, murió en 1998 en Anlong Veng, uno de los bastiones de la guerrilla comunista en el norte del país.