Lagarde quiere un FMI «más legítimo y eficiente»

La ministra de Economía francesa, Christine Lagarde, dijo hoy querer un FMI "más receptivo, legítimo y eficiente", en medio de críticas de que su esperada elección como líder del organismo socava la legitimidad del mismo.

La Razón
La RazónLa Razón

"Creo que el Fondo debería de ser más receptivo, ciertamente más efectivo y más legítimo", dijo Lagarde en unas breves declaraciones a la prensa tras una reunión de unas tres horas con el consejo ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI). La titular de Economía francesa aseguró en su discurso de intenciones ante el consejo ejecutivo que de ser elegida directora gerente del FMI no será benévola con Europa y ejercitará mano dura en las discusiones con los líderes del Viejo Continente.

"No evitaré la sinceridad y la mano dura en mis discusiones con los líderes europeos, todo lo contrario", afirmó para insistir en que cuando hay que tomar decisiones difíciles no hay espacio para la benevolencia. Defendió, en ese sentido, los duros "pero necesarios"ajustes que debe poner en marcha Grecia para restaurar la viabilidad de sus finanzas públicas y recuperar su competitividad. Lagarde respondía así a los argumentos de que su participación en el diseño de paquetes de ayuda para varios países europeos en crisis, entre ellos la propia Grecia, Irlanda y Portugal la inhabilitan para convertirse en responsable del FMI.

Insistió en que el argumento de que existe conflicto de interés en el caso de cualquier ciudadano de una región del mundo en la que algún miembro estado se beneficia de ayuda del FMI no sólo la eliminaría a ella sino también a su rival, el gobernador del banco central mexicano Agustín Carstens. Dicho eso, aseguró sentirse orgullosa de haber jugado un "papel clave"en la implementación de varios paquetes de ayuda a Grecia, Irlanda y Portugal. Mencionó que eso le dio la oportunidad de trabajar "estrechamente con el FMI y construir una alianza sólida con la Unión Europea"que señaló podría reproducirse en otras regiones.

A la hora de enumerar sus credenciales, aprovechó la oportunidad para presentarse ante el consejo ejecutivo del FMI como una mujer que espera contribuir "a la diversidad y equilibrio"de la institución. "Me presento ante ustedes como la exresponsable de una firma de derecho internacional comprometida con la integridad, con los más altos estándares morales y la creencia en una gestión participativa", mencionó. Recordó que en su trayectoria profesional figura también el lugar que ocupa en la actualidad, que la ha puesto a prueba "en tiempos de crisis". Añadió, para finalizar, que fue presidenta del Consejo de Economía y Finanzas (Ecofin) de la Unión Europea.

"Me gustaría poner todos esos conocimientos y experiencia al servicio del Fondo Monetario Internacional", concluyó La visita de Lagarde a la capital estadounidense incluyó una reunión con el secretario del Tesoro de EE.UU., Timothy Geithner, quien la calificó hoy de "candidata excepcionalmente dotada"para dirigir el organismo multilateral. El comentario sobre la legitimidad del Fondo de Lagarde resulta irónico ya que organizaciones críticas del actual proceso de selección de director gerente aducen que la previsible victoria de Lagarde amenaza la legitimidad de la institución.

Hoy mismo un grupo de ONGs se reunió en un parque frente al FMI para indicar que el esperado triunfo de Lagarde es una "coronación"y no un proceso democrático. Los asistentes escenificaron una ceremonia de coronación en la que dos jóvenes con un brazalete de la Unión Europea impusieron una corona a la "reina"Lagarde. "Nada ha cambiado. El ganador de este proceso se conocía antes de empezar", dijo a Efe Sarah Wynn-Williams, portavoz de la organización Oxfam.

El FMI ha estado dirigido por un varón europeo desde su creación en 1945 en virtud de un pacto de caballeros que otorga la presidencia del Banco Mundial a un estadounidense. Europa cuenta con un tercio de los votos en el FMI, lo que coloca a cualquier candidato del Viejo Continente en una ventajosa posición de partida. Los países emergentes aducen que la estructura del organismo debe de cambiar para reflejar su creciente peso global, pero han sido incapaces de cerrar filas frente a un candidato. El consejo ejecutivo del FMI tiene previsto reunirse el próximo martes 28 para abordar las fortalezas de los dos candidatos con el objetivo de anunciar a un ganador para finales de este mes.