Carlos Suárez llega al Madrid «porque necesitaba ganar títulos»

Carlos Suárez, último refuerzo del Real Madrid de baloncesto procedente de Estudiantes, aseguró durante su presentación en el estadio Santiago Bernabéu que "necesitaba dar un paso al frente"en su trayectoria profesional y fichar por un equipo que tiene "como objetivos luchar por títulos".

Suárez dijo estar "muy feliz"al fichar por el Real Madrid, y comentó que "necesitaba un cambio y dar un paso al frente para ir a un equipo con objetivos. Estar en el Real Madrid conlleva aspirar a todo y estar con la aspiración de ganar, aunque luego puede pasar cualquier cosa".


El alero de 24 años quiso "dar las gracias a Estudiantes", club en el que ha estado doce años desde su llegada como cadete, y a "la gente que ha hecho posible que haya podido venir al Real Madrid.""Ahora espero conseguir muchos títulos en estos cuatro años aquí", dijo.


El jugador reconoció que pese a tener varias ofertas para cambiar de equipo su primera opción fue la del Real Madrid. "Siempre he querido jugar aquí y desde el primer momento se lo comunique al Real Madrid porque es un club de mi ciudad y podemos aspirar a todo. Desde que se me dijo que no podía continuar en Estudiantes mi primera opción fue esta", comentó.


"Venir es un reto más y vengo con la máxima ambición y con ganas de hacerlo bien. Sé que voy a tener un rol diferente al de Estudiantes, pero intentaré adaptarme lo más rápido posible", comentó el jugador nacido en Aranjuez, que dijo que este año el equipo entrenado por Ettore Messina "es más compensado y hará mejor juego"que la temporada pasada.


El madrileño compartirá vestuario con Sergio Rodríguez, al que ha mantenido informado puntualmente de las negociaciones "hablando durante todo el verano con él". "Aparte de ser un compañero es mi amigo, nos compenetramos muy bien en la pista y lo vamos a pasar muy bien este año jugando juntos", señaló.


Suárez debutará de manera oficial en la primera jornada de la ACB frente a su ex equipo, el Estudiantes, y aseguró que el recibimiento a su persona "tendrá muchos pitidos, como le ha pasado a muchos otros compañeros". "Aún así no voy a guardar rencor a una afición que me ha apoyado seis años, aunque espero llevarme la victoria y que los pitos sean secundarios", indicó.


Para el jugador madrileño, que llevará el número ocho en la camiseta, el llegar al Real Madrid supone un impulso en su carrera deportiva. "Tienes una trascendencia mayor y una mayor presión. Juegas competición europea y tienes más posibilidades de ir a la selección, pero eso no me ha hecho venir al Madrid sino el competir por títulos", aseguró.


Por último Suárez lamentó el no haber podido disputar el Mundobasket con España, ya que a "cualquier jugador le hubiera gustado estar en Turquía aunque no jugara"muchos minutos, "por la experiencia que supone estar en un campeonato con un grupo como éste".