Una anciana se defiende a sartenazos de una mujer armada que intentó robarle en casa

Una mujer de 70 años, vecina de la localidad valenciana de Almassera, logró abortar a sartenazos un intento de robo en su domicilio por parte de una mujer que había accedido a la vivienda armada con una pistola y una jeringuilla.

Según el Cuerpo Nacional de Policía, ese suceso tuvo lugar la mañana del pasado 27 de octubre, cuando la anciana se despertó al oír un ruido y halló en su domicilio a una mujer, de la que se defendió con una sartén y a la que produjo además un arañazo en la cara.

La Policía ha logrado detener a esa mujer y a otra, de 47 y 54 años, como supuestas autoras de dos robos con violencia e intimidación cometidos con una pistola en dos domicilios, uno de ellos, el de Almassora, en grado de tentativa. Uno de ellos se cometió el 4 de octubre en un domicilio de Valencia y el otro, en grado de tentativa, el citado 27 de octubre en un domicilio de Almassera.

A una de ellas, además, se le considera la presunta autora de un delito de usurpación del estado civil y falsificación de documentos en un contrato de alquiler de un domicilio. Las investigaciones comenzaron al conocerse que a principios de octubre una persona había sido víctima de un robo con violencia e intimidación en el interior de su domicilio de Valencia.

Durante las investigaciones, los agentes averiguaron que una de las autoras se había hecho pasar por la empleada de una empresa de telefonía móvil para entrar en la vivienda y, tras intimidar con una pistola a su propietaria, se había apoderado de una tarjeta bancaria de la que extrajo 300 euros.

Los policías centraron las investigaciones en dos sospechosas, en la que una de ellas supuestamente había usurpado la identidad en un contrato de alquiler de una vivienda.

Como consecuencia de las investigaciones, los policías arrestaron a dos mujeres en las inmediaciones de su domicilio del barrio valenciano de Patraix, interviniéndole a una de ellas en el momento de su detención una pistola que llevaba en una bandolera y un juego de llaves que no correspondía a su domicilio.

Los policías averiguaron que una de las arrestadas habría acabado de cometer esa misma mañana el citado robo con violencia e intimidación con una pistola y una jeringuilla en Almassera.

Las llaves que le habían intervenido a la ahora detenida correspondían al domicilio de Almassera,
copia que al parecer había conseguido aprovechando su amistad con la hija de la víctima. Las detenidas, una de ellas con antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial.