Uno de cada 5 españoles es pobre

Muchos viven con lo justo. El 7,7% de las familias se retrasa en pagos como la hipoteca, la luz, el alquiler, el gas...

Tres de cada diez hogares tienen dificultades para llegar a fin de mes
Tres de cada diez hogares tienen dificultades para llegar a fin de mes

MADRID- La vida nos va mal. O mejor dicho, peor que otros años. Y esto no es una forma de hablar, lo constata el Instituto Nacional de Estadística (INE) que en la encuesta difundida ayer sobre las Condiciones de Vida de los españoles en el año 2010 pone al descubierto que cada vez son más los que no se pueden permitir el «lujo» de salir ni una semana de vacaciones al año, los que se ven angustiados ante la incapacidad de afrontar un gasto imprevisto, los que tienen dificultades para llegar a fin de mes y los que retrasan el pago de la hipoteca y el alquiler porque el dinero no les alcanza.

Pero sobre todo hay un dato concluyente que resume la situación a la que hemos llegado: uno de cada cinco españoles (el 20,8%) vive por debajo del umbral de la pobreza, la cifra más alta de los últimos tres años. Los que tienen peores condiciones de vida son los mayores de 65 años, aunque los porcentajes en este grupo de edad se mantienen más o menos estables en los últimos años probablemente porque sus ingresos económicos son fijos, frente a españoles de menor edad, sujetos a la inestabilidad laboral.

Si hablamos de comunidades autónomas, Extremadura (36,2%) y Andalucía (29,3%) presentan las mayores tasas de pobreza, mientras que la Comunidad Foral de Navarra (7,4%) y el País Vasco (9,4%) son las que pasan menos estrecheces económicas.

Y otro dato significativo: cada vez las familias se las tienen que arreglar con menos. El ingreso medio neto anual por hogar es de 25.732 euros, un 2,9% menos que en 2009, y el ingreso medio por persona alcanza los 9.627 euros, lo que supone un 2,4% menos que la tasa registrada el año anterior, que fue de 9.865 euros. Por eso cada vez es más difícil llegar a fin de mes. Tres de cada diez hogares españoles terminan el mes a duras penas con el dinero que perciben, una cifra que se mantiene con respecto a años anteriores. Por eso, ante un gasto repentino, los hogares tienen menos margen de maniobra para afrontarlo. Según la encuesta del INE, el 36,7% de los españoles no tiene capacidad para hacer un desembolso económico por gastos imprevisto, su valor más elevado de los últimos seis años.

Además, el porcentaje de hogares que no se puede permitir pasar al menos una semana de vacaciones al año se sitúa en el 39,7 por ciento, lo que supone un aumento de 0,8 puntos con respecto a 2009.

A la hora de pagar las facturas los problemas crecen. El 7,7% de los hogares españoles tiene retrasos en los pagos cuando se trata de abonar gastos relacionados con la vivienda principal (alquiler, hipoteca, recibos de gas, electricidad, comunidad), revela la estadística. Este porcentaje ha ido aumentando a lo largo de los últimos seis años y ha pasado del 4,7% de hogares en 2005 al 7,7% en 2010.

Y gracias a que casi la mitad de los españoles (el 49,8 por ciento) tiene ya la hipoteca pagada, según refleja la encuesta del INE. En peor situación está el 32,3 por ciento de españoles que todavía sigue pagando el piso.


Vivienda en propiedad
Los datos demuestran que seguimos apostando por la vivienda en propiedad ya que el 89% ha optado por esta fórmula y sólo vive de alquiler el 11%. Sólo el 6% de la población española reside en un piso por el que no ha pagado nada.

La estadística también analiza lo que nos cuesta la casa y los gastos corrientes de mantenimiento y concluye que cada familia destina al mes una media de 330 euros destinados a gastos relacionados con la vivienda principal. Es decir, a alquiler o intereses de la hipoteca, comunidad, agua y otros gastos asociados a la vivienda (la media es de toda España). Aunque si vamos al detalle, los hogares con la vivienda en alquiler tuvieron una media mensual de gastos de 643 euros; los que residían en una casa en propiedad con hipoteca pagaron 519 euros; y los que tenían vivienda en propiedad sin hipoteca afrontaron un desembolso medio de 177 euros.

Otro dato interesante que mide la calidad de vida de los españoles es el espacio de su vivienda. Según la encuesta del INE, al 12,8 por ciento de las familias se les queda la casa pequeña y son los municipios de más de 500.000 habitantes los que tienen más viviendas con falta de espacio. Ahora bien, todavía estamos en disposición de cambiar los muebles de la casa, otro aspecto que medía la encuesta del INE.

La mitad de las familias afirmaba en 2009 que podría sustituir sus muebles viejos. Aunque en el caso de los inmigrantes, sólo podría hacerlo el 22,6%. Eso sí, no renunciamos a la vida social. El 85,2% se reúne para comer o tomar algo con los amigos al menos una vez al mes y el 77% se gasta dinero cada semana en sí mismo.