MENÚ
miércoles 26 junio 2019
01:38
Actualizado

Un alumno musulmán denuncia a su profesor por citar el alimento en clase

Cuando hablar de jamón se convierte en «delito»

Todo empezó durante una clase que se impartía en el Instituto Menéndez Tolosa, en la localidad gaditana de La Línea de la Concepción. El profesor, para ilustrar su explicación sobre las zonas climáticas, citó como ejemplo el frío que hace en Trévelez, que es excelente para la curación de los jamones

  • El profesor, con más de 20 años de carrera docente, le dijo al alumno que «siempre» podía buscar otro colegio si no estaba de acuerdo con las enseñanzas del centro
    El profesor, con más de 20 años de carrera docente, le dijo al alumno que «siempre» podía buscar otro colegio si no estaba de acuerdo con las enseñanzas del centro
  • EL profesor estaba explicando los climas y habló de los jamones de Trevelez, que maduran antes por su clima frío y seco
    EL profesor estaba explicando los climas y habló de los jamones de Trevelez, que maduran antes por su clima frío y seco
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

20 de diciembre de 2010. 18:27h

Comentada
Madrid. 21/12/2010

Entonces, un alumno de 13 años, de religión musulmana, le dijo que «no hablase del cerdo» delante de él. Ante tal reacción, el profesor explicó al alumno que no hablaba de religión, sino de clima, pero que si no estaba de acuerdo con las enseñanzas del centro, «siempre» podía buscar otro colegio, según publicó «Diario de Cádiz». La reacción de la familia del niño fue la de denunciar al profesor.

Ayer, tras publicarlo el sábado la web de LA RAZÓN y someterlo a debate Onda Cero en el programa de Carlos Herrera, se produjeron las reacciones. La Junta de Andalucía, y concretamente su consejero de Educación, Francisco Álvarez, mostró «su apoyo» al profesor y aseguró que una denuncia de esten tipo «no ha lugar», ya que «hace muy poco por la educación del conjunto de los ciudadanos y especialmente por la de su hijo», dijo refiriéndose a la familia. 
El delegado de Campo de Gibraltar para el área educativa de CC OO, Sebastián Alcón, mostró su apoyo a «un compañero con más de 20 años de carrera» y calificó la denuncia de «esperpento».

En la misma línea se expresó Luis Carbonel, presidente de la confederación Católica de Padres de Alumnos (Concapa), que declaró que «si se llega a estos grados de esperpento, estaremos confundiendo pluralidad con imposición». Curiosamente, la postura de la Junta Islámica de España es similar: Hashim Cabrera considera que esto es un ejemplo de cuando la religión «se politiza y se lleva al terreno del fanatismo; es fruto de la incultura, de una mentalidad supersticiosa». Cabrera aseguró a LA RAZÓN que, según le han informado, «parece que el niño faltaba bastante a clase, no hacía las tareas... y que los padres no acudían a las llamadas del profesorado». Mientras, la madre del alumno, Khadija Mrabet, dice que espera «una disculpa».
La Fiscalía aseguró que archivará el caso cuando el Juzgado finalice el procedimiento.


Ni religión ni política: incultura
- El portavoz de la Junta Islámica de España, Hashim Cabrera considera «absolutamente improcedente» la denuncia de los padres del alumno al profesor, porque «puede confundirse y dar una idea de actitudes fundamentalistas».  Cabrera insiste en que «hay que verlo como el reflejo de una profunda incultura, no como religión ni política». Desde el punto de vista islámico, «es insostenible; la prohibición se refiere al consumo de la carne de cerdo, ni siquiera se debe entrar en demonizar al animal», afirma Cabrera, que añade: «Este asunto es fruto de una mentalidad supersticiosa y refleja el desconocimiento de la propia tradición».
- Cabrera asegura que «en España disfrutamos de un marco de libertad religiosa mayor que el que tendríamos en muchos países musulmanes».

Últimas noticias