Madrid: «Shopping» bajo la mejor iluminación de Navidad

Ya se siente, se palpa, se huele... El espíritu navideño hace de las suyas en la capital y regala al viajero una escapada deseada. Mercadillos, belenes, tiendas exclusivas y fascinantes luces no defraudan 

«Shopping» bajo la mejor iluminación de Navidad
«Shopping» bajo la mejor iluminación de Navidad

Hace días que el espíritu navideño lo invade todo. A pesar del ajetreo y las prisas que dominan la capital española, los clásicos villancicos ya resuenan de fondo en Madrid. La ciudad está engalanada para sorprender a propios y extraños, dejando con la boca abierta a los que pasean por sus calles. Y no es para menos, pues casi cuatro millones y medio de bombillas (cien por cien eficientes) visten las calles más transitadas de la urbe con vivos colores y formas imposibles de pasar por alto, pues han sido diseñadas por modistos, arquitectos y diseñadores de renombre.
Además de luces de colores, villancicos y polvorones, la Navidad es sinónimo de compras. Y la capital es un impecable centro comercial al aire libre. En cada calle o boca de metro, a la vuelta de la esquina o en un gran edificio histórico el viajero puede descubrir el regalo perfecto. En Madrid no hay límites, pero si hablamos de salir de compras, la palma se la lleva, sin duda, la nueva calle Serrano.

Pasear por Serrano
Desde su reciente remodelación, la arteria comercial por excelencia de la capital sorprende por la amplitud de sus aceras, pensadas para que el caminante disfrute del paseo, mientras los escaparates se suceden a un lado y al otro como si de una gran pasarela de moda se tratase. Las señoriales fachadas, pertenecientes a espléndidos edificios de la arquitectura clásica y vanguardista más relevante de la ciudad, atrapan todas las miradas, aunque lo mejor está en su interior, pues cobijan prestigiosas firmas de lujo que se erigen en los templos del «shopping» más exquisito y opulento.
Así, el barrio de Salamanca (creado a mediados del siglo XIX por el marqués que le da nombre) y su famosa milla de oro se alza, por méritos propios, como el lugar ideal para realizar las compras navideñas. Lo último de Dior, Carolina Herrera, Chanel, Loewe, Amaya Arzuaga, Roberto Verino o Hannibal Laguna se dan cita en los alrededores de Serrano. Pero también hay hueco para compras más «asequibles» en los centros comerciales de toda la vida, como El Jardín de Serrano, ubicado en un palacete decimonónico, y el ABC Serrano, situado en un precioso edificio del siglo XIX.
Pero no sólo de moda vive el viajero. Saciar el apetito resulta fundamental y de eso también saben en el barrio de Salamanca, famoso por su buen hacer entre fogones. Tradicionales casas de comida, enotecas, bares para picar algo con tapas y una cerveza, cafés con mucha historia, restaurantes con estrellas Michelin... Las opciones son casi infinitas para los paladares más exigentes.
Como la Navidad manda, sería un pecado irse de esta zona sin comprar turrón, peladillas, figuritas de mazapán, polvorones... Sí, son los dulces de siempre, imprescindibles en la cena de Nochebuena, pero ¿por qué no ser un poco más originales? Basta con pasarse por la tienda de Oriol Balaguer (José Ortega y Gasset, 44) para descubrir, por ejemplo, sus troncos de Navidad de sabores sorprendentes y su «panettone» de frutas. Este producto típicamente italiano es también la especialidad de Pomme Sucre (Barquillo, 49).
La oferta de «shopping» se extiende por toda la ciudad. La centenaria Gran Vía, la multitudinaria calle Preciados, la zona de las Salesas o los coquetos barrios de Chueca y de las Letras son otros de los puntos imprescindibles para hacer las compras del año de forma desenfadada y divertida.

Mercadillo tradicional
Y ya que andamos por el centro de la capital, merece la pena aprovechar la ocasión para sumergirse en la mágica Plaza Mayor. El mercadillo navideño no defrauda a los apasionados de estas fechas, pues ofrece todo lo necesario para adornar la casa, el árbol de Navidad y montar nuestro propio Belén. A un paso, el Mercado de San Miguel es el punto de referencia para los más sibaritas, gracias a un amplio abanico de puestos en los que el viajero puede encontrar los productos más exclusivos.
Sin pasar por alto la puerta del Sol, centro indiscutible de la diversión de una de las noches más especiales del año. Por supuesto, no olviden alzar la mirada y contemplar de cerca el famoso reloj. Impresiona.
Sin embargo, las tradiciones también están para cambiarse. Al menos ésa es la intención de numerosos establecimientos de Madrid que lucen sus mejores galas durante estos días. Ejemplo de ello es el sofisticado Hotel Urban (Carrera de San Jerónimo, 34), que tendrá una cena íntima y tranquila la noche del 24 de diciembre, mientras que en la de Fin de Año no faltarán ni las lentejas de la suerte ni el chocolate con churros.
Si quiere probar el famoso «brunch» (una contundente comida a media mañana), el 25 de diciembre y el 1 y 6 de enero son una buena ocasión. ¿Dónde? En el Hotel Silken Puerta de América (Avenida de América, 41), donde entre la una y las cuatro de la tarde el comensal podrá degustar capón, castañas glaseadas y turrones, así como sushi y carpaccio. Visitar alguna de las coctelerías más típicas, como Chicote, en plena Gran Vía, y vivir el ambiente nocturno es otra de las obligaciones de cualquier viajero –y de cualquier madrileño–. Ver alguno de los musicales que está en cartelera puede ser el punto de partida para una larga noche. Y al día siguiente, nada mejor que descubrir cualquiera de las exposiciones de los museos del Prado, Reina Sofía o el Thyssen Bornemisza. Madrid lo tiene todo.
 

Visitas especiales
A pie, en bicicleta o de forma teatralizada... Descubrir la capital en Navidad es una gran experiencia para vecinos y visitantes

Una de las mejores formas de conocer la navidad madrileña es a través del programa de visitas guiadas «Descubre Madrid», en cuya programación esta temporada destacan las visitas con temáticas especiales y las actividades dirigidas al público infantil. Destacan las visitas a pie:
>> Belenes históricos. Esta visita tiene como objetivo primordial realizar una visión acerca de los nacimientos o belenes más representativos de Madrid, además de introducir una breve historia acerca del origen de la Navidad. Pueden realizarse los días 15, 16, 20, 21, 28 y 29 de diciembre a las 11 de la mañana.
>> Tradiciones navideñas. Los visitantes pueden disfrutar del ambiente navideño a la vez que descubren las diferentes tradiciones, como son los dulces típicos, así como otros artículos de regalo y decoración. Las visitas se realizan los viernes y sábados a las 16:00 horas.
>> En bicicleta. Los apasionados de las dos ruedas pueden descubrir la capital española de forma más natural y respetuosa con el medio ambiente mientras practican deporte. Los días 23, 28, 29 y 30 de diciembre, a las siete de la tarde, se realizan las visitas en bicicleta.
>> Visita teatralizada. Las nuevas aventuras del Ratón Pérez ayudan a los pequeños de la casa a descubrir los rincones del Madrid más antiguo. Como es un ratón, puede meterse en cualquier hueco. La visita se realiza los días 12, 19 y 26 de diciembre y 2, 8 y 9 de enero a las 12 de la mañana y el 30 de diciembre a las 17:00 horas.
>> Más información. El punto de encuentro de estas visitas es el Centro de Turismo de Madrid, situado en el número 27 de la Plaza Mayor. Las visitas a pie y en bicicleta cuestan 3,90 euros y las teatralizadas 7,65 euros. Venta de entradas en el teléfono 902 221 424.