Once provincias en alerta por nieve o vientos de hasta 80 km/h

Un total de once provincias permanecen en alerta por vientos que podrán alcanzar los 80 kilómetros por hora o nieve, con capas de hasta cinco centímetros de altura, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Concretamente, La Coruña está en alerta naranja (riesgo importante) por fuertes rachas de viento; Lugo, Pontevedra, Guipúzcoa, Vizcaya, Granada y Almería en alerta amarilla (riesgo moderado) por el mismo fenómeno meteorológico; Asturias y Cantabria en alerta amarilla por viento y nieve; y Navarra y Huesca por nieve.

Así, los vientos soplarán de componente oeste en la Península y Baleares, predominando las rachas flojas a moderados, con intervalos fuertes en los litorales de Galicia, Cantábrico y Andalucía. Las ráfagas pueden ser muy fuertes en la costa de Almería, mientras que en el archipiélago canario serán moderadas.

Además, se producirán precipitaciones débiles a moderadas en el tercio noroeste peninsular, que serán más frecuentes e intensas en Galicia y área cantábrica, donde podrán ir acompañadas de tormentas. En el resto de la Península y Baleares, se prevé un aumento de la nubosidad de oeste a este a lo largo del día, con precipitaciones débiles, localmente moderadas y ocasionalmente acompañadas de tormentas en el área pirenaica, disminuyendo la intensidad y la probabilidad de las lluvias hacia el este y sureste peninsulares.

Las precipitaciones tenderán a remitir desde el oeste a partir de mediodía. En Canarias, habrá intervalos nubosos en el norte y los cielos estarán poco nubosos en el sur. por otro lado, la cota de nieve se situará entre los 1.500 y 1.800 metros inicialmente en la Península, bajando hasta los 1.000 metros en el norte.

Esto se debe a la borrasca que, según el portavoz de la AEMET, Angel Rivera, cruzará la Península de oeste a este como consecuencia de un régimen de vientos atlánticos marítimos del noroeste, unos vientos "húmedos y más bien fríos", aunque no tan húmedos como si llegaran del suroeste, ya que, según Rivera, "dejarían más cantidad de lluvia".

Por último, las temperaturas diurnas experimentarán un descenso de ligero a moderado en la Península, excepto en el noroeste, mientras que las nocturnas ascenderán ligera a moderadamente en la mitad oeste. En Canarias serán ligeramente mas bajas y se mantendrán sin cambios significativos en el resto.