PP PSC y Cs censuran a Mas porque piensa votar por la independencia

Los socialistas se preguntan si Mas quiere ser el presidente de la plataforma «Catalunya Decideix».

Sánchez-Camacho, ayer, durante la rueda de prensa que ofreció en la sede del PP catalán
Sánchez-Camacho, ayer, durante la rueda de prensa que ofreció en la sede del PP catalán

BARCELONA- Artur Mas tiene prácticamente decidido ir a votar en la consulta sobre la independencia de Cataluña que se celebrará en Barcelona el próximo 10 de abril. «Mi posición tendría que ser neutra, pero en la medida que yo también, obviamente, me considero un ciudadano, tengo derecho a ejercer como tal. Tengo que resolver este interrogante, pero lo más probable es que vaya a votar», ha afirmado en una entrevista en los diarios «Avui» y «El Punt». El presidente de la Generalitat, por tanto, parece haber resuelto «el dilema» que ha arrastrado durante las últimas semanas y piensa hacer un gesto por la independencia, una postura que ayer censuraron PP, PSC y Ciutadans.
La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, quiso recordar a Mas que es «el presidente de todos los catalanes». Con este argumento quiso disuadirle de que participe en un tipo de consultas que, hasta la fecha, se han revelado minoritarias. «Participando demostraría muy poca responsabilidad y constataría su verdadero perfil, el de querer ser el presidente de los nacionalistas y no de todos los catalanes», advirtió Sánchez-Camacho.
En un sentido muy parecido se expresó el portavoz de Ciutadans, Jordi Cañas, quien subrayó que «uno no puede ser independentista de fines de semana».
También terció en el asunto el secretario de Organización del PSC, José Zaragoza, que manifestó su «sorpresa» por el criterio de Mas respecto a la consulta soberanista. «¿Es que quiere convertirse en el presidente de la plataforma Catalunya Decideix?», se preguntó irónicamente Zaragoza. El dirigente socialista consideró que Mas debería comportarse de forma más institucional en vez de bailarle el agua a una entidad de la sociedad civil.
Zaragoza criticó que el presidente de la Generalitat esté a un paso de apoyar consultas «que no tienen legalidad» y también lamentó que el Govern se esté planteando crear una reforma de la Ley de Consultas Populares con el objetivo de que pueda convocarse a la ciudadanía a las urnas sin pedir permiso al Gobierno, tal y como establece la norma que el Tribunal Constitucional ha dejado en suspenso.
El Govern de CiU estudia una fórmula para que estas consultas no tengan rango de referéndum –sólo el Estado tiene competencias para ello– y también un mecanismo para la participación basado en un fichero para que los ciudadanos se registren, ya que la ley no permite el uso del censo.