De descartado a firme aspirante al título

El español Fernando Alonso (Ferrari) ha pasado en tres meses de estar prácticamente descartado de la lucha por el título a ser el más firme candidato a lograr, en su caso por tercera vez, el campeonato del mundo de Fórmula Uno tras ganar el domingo el Gran Premio de Corea del Sur y situarse como líder del certamen.

El pasado 11 de julio Fernando Alonso, que fue el primer líder del campeonato, puesto que ocupó tras las dos primeras carreras (Bahrein y Australia), se marchó del circuito de Silverstone con una desventaja de 47 puntos respecto al entonces primero en la tabla, el británico Lewis Hamilton (McLaren-Mercedes). El español se descolgó tras clasificarse decimocuarto en el Gran Premio de Gran Bretaña.

Gracias a su capacidad de trabajo y a la fe ciega en sus posibilidades, unido a los beneficios del nuevo sistema de puntuación, Alonso ha pasado en algo más de tres meses no sólo en volver a la lucha por su tercera corona, sino también a ser el más firme aspirante cuando sólo faltan dos carreras para el final: Brasil (7 de noviembre) y Abu Dhabi (14 de ese mismo mes).

En el recién estrenado Gran Premio de Corea del Sur, Alonso dio toda una demostración de temple en unas condiciones extremadamente complicadas a causa de la lluvia. Salió desde el tercer puesto y presionó en todo momento a los dos hombres de Red Bull, el alemán Sebastian Vettel y el australiano Mark Webber, hasta que llegó su oportunidad para apuntarse la victoria.

Primero cayó Webber, que cometió un error y acabó accidentado. Después llegó el turno de Vettel, en su caso por una avería cuando había dominado la carrera desde el principio y tenía la victoria a tiro. Alonso sumó su quinto triunfo del año para pasar a ser el piloto con más victorias de la temporada.

El piloto español brilló en el recién estrenado circuito de Yenogam, recién terminado y cuyo asfalto evidenció muchas carencias en cuanto a drenaje del agua acumulada.

Alonso llega ahora a Brasil con once puntos de margen sobre su más inmediato rival, Mark Webber, lo que le permite ser el único de los cinco pilotos candidatos con posibilidades de proclamarse campeón dentro de trece días en el paulista circuito de Interlagos. Su tercer título está cada vez más cerca.

Los Red Bull fracasaron en Yeongam tras haber dominado la sesión de clasificación y haber arrancado desde la primera fila, con Vette en la 'pole'. Les queda el consuelo de mantenerse a frente del campeonato de Constructores con 426 puntos. Lewis Hamilton, segundo en Corea, también se reincorporó a la pelea tras haber estado también descartado hace una semana, aunque está a 21 puntos del liderato.