Al Qaida intenta atentar con explosivos en EE UU

Los artefactos explosivos procedían de Yemen e iban dirigidos contra dos sinagogas de Chicago.

Obama llega a la sala de prensa de la Casa Blanca
Obama llega a la sala de prensa de la Casa Blanca

El presidente Barack Obama interrumpió ayer su agenda de actos de campaña de apoyo a los políticos de su partido después de que dos paquetes con explosivos encendiesen las alertas en Estados Unidos. Procedentes de Yemen tenían su destino en dos sigagogas en Chicago. El primero fue hallado el jueves en Dubai en un centro de la compañía internacional de paquetería FedEx y el otro fue detectado en Londres.

Ante estos acontecimientos, Obama compareció ante los periodistas en la sala de conferencias de la Casa Blanca a media tarde. Ayer fue un día en el que se tomaron dramáticas precauciones en los aeropuertos y medios de comunicación en Estados Unidos para abordar el mismo asunto. «Los dos paquetes contenían explosivos. [Hemos estado ante una] amenaza creíble contra nuestro país», destacó el presidente de Estados Unidos que, no aceptó preguntas de los reporteros.

De esta forma, el presidente puso fin a una cascada de especulaciones después de que se investigasen de forma simultánea el contenido de dos aviones de carga en los aeropuertos de Newwark (Nueva Jersey) y Filadelfia (Pensilvania) tras detectarse el paquete de Londres. Acto seguido, varios agentes de Policía procedieron a la inspección de un camión en el barrio neoyorquino de Brooklyn. En ninguno de los casos se encontró explosivos. Después, dos cazas escoltaron a un avión de pasajeros procedente de Dubai hasta el aeropuerto internacional JFK de la zona de Queens (Nueva York).

«Lo ocurrido durante las últimas 24 horas subraya la necesidad de mantenerse vigilante contra el terrorismo. Los estadounidenses deben tener confianza de que no dudaremos en nuestra resolución de vencer a Al Qaida. Nos hemos tomado esta amenaza muy en serio», destacó el presidente de Estados Unidos.

Obama supo de este suceso el jueves por la noche. Fue su asistente para asuntos de Seguridad Nacional y Contraterrorismo, John Brennan, quien le notificó de lo sucedido. «Entonces, di la orden a las agencias de inteligencia y al Departamento de Defensa de proceder con todos los protocolos pertinentes para mantener a los ciudadanos estadounidenses a salvo [de cualquier intento de atentado terrorista]. Y determinar si estas amenazas son parte de un complot mayor», según informó el propio Obama.

«John Brennan ha hablado con el presidente Saleh de Yemen sobre la seriedad de esta amenaza, y el presidente ha prometido la cooperación plena del Gobierno yemení es esta investigación», informó el inquilino de la Casa Blanca. Allí, opera la célula de Al Qaida que reivindicó el intento de atentado la pasada Navidad.

«El Departamento de Seguridad Nacional también ha llevado a cabo diferentes medidas para garantizar la seguridad del transporte aéreo, que incluye adicionales revisiones de las cargas. Mientras, seguiremos con estas nuevas medidas de protección para mantener la seguridad de nuestros ciudadanos», recordó Obama.

Aun así, el presidente no interrumpió sus actos electorales de apoyo a los candidatos de su partido. Los legisladores demócratas se la juegan en las elecciones del martes de «mid-term» (mitad de legislatura), en las que el asunto de la seguridad nacional no ha formado parte de la campaña electoral. Las amenazas terroristas han escapado a la atención de los votantes y los analistas, que están más centrados en la recuperación económica del país.

Durante todo el día de ayer, el presidente estuvo al tanto del desarrollo de la investigación de estos paquetes sospechosos. Su equipo de seguridad nacional le notificó de forma regular con la información que llegó a Washington de Londres y otras capitales de paises aliados.

La atención en Estados Unidos se dirigió de Yemen y Reino Unido a Filadelfia y Nueva Jersey, donde se investigaron tres paquetes sospechosos.

A consecuencia a este atentado frutrado, ayer se sometieron a prueba las facultades de Obama como comandante en jefe. Y tuvo que ocurrir sólo tres días antes de que los estadounidenses acudan a las urnas en las elecciones del Congreso, consideradas un referéndum de su gestión política durante sus dos primeros años al frente de la Casa Blanca.


Yemen inicia sus investigaciones
Los servicios de seguridad de Yemen comenzaron la investigación para conocer el origen de los paquetes con explosivos. Las sospechas apuntan hacia Al Qaida en la Península Arábiga, que ha fijado su sede en Yemen, el país más pobre del mundo árabe y en donde el grupo terrorista cuenta con campos de entrenamiento y desde donde ha amenazado la seguridad de EE UU en una ocasión previa. Las fuentes yemeníes dijeron a Efe que las pesquisas que llevan a cabo investigadores de la Agencia de Seguridad Nacional incluyen el interrogatorio de empleados de las compañías FedEx y UPS para conocer quién pudo hacer los envíos. Un funcionario negó que los artefactos salieran directametne de Yemen.

Sello de Al Qaida
La Policía de Dubai, capital de Emiratos Árabes Unidos, aseguró hoy que el paquete explosivo hallado en un avión de carga de la compañía de transportes FedEx, procedente de Yemen y con destino a EEUU, lleva el sello de Al Qaida.

Según un comunicado policial, el material explosivo estaba colocado en el cartucho de tinta de una impresora que tenía además un teléfono móvil conectado y oculto en el aparato.

El texto explica que el paquete hallado "tiene características similares a los métodos usados por organizaciones terroristas como Al Qaida".

El material explosivo estaba compuesto por sustancias como las conocidas como PETN y Lead Azide, según el escrito policial.

La Policía de Dubai interceptó el artefacto después de recibir informaciones a través de "un contacto internacional"sobre la posibilidad de la existencia de material explosivo a bordo de un avión de la empresa de transportes FedEx que se dirigía al aeropuerto internacional del emirato.

Según la nota, se pudo abortar el atentado terrorista gracias a "las rápidas y continuas medidas adoptadas por la Policía de Dubai".

La Organización Nacional de Aviación Civil (ONAC) informó anoche de que el paquete había sido enviado a un laboratorio para ser examinado y determinar su características.

La Casa Blanca anunció el viernes que dos paquetes, con remitente yemení y cargados con una cantidad no determinada de material explosivo, habían sido hallados en las últimas horas en Dubai y en el norte de Inglaterra y tenían como destino sinagogas del área de Chicago (EEUU).