Las heladas acaban con gran parte de las cosechas de hortalizas y frutales de hueso

MURCIA- La segunda ola de frío llegó la madrugada del jueves a la Región y con ella, las grandes pérdidas para el campo murciano, quedando éste muy dañado ante las heladas que afectaron a las producciones de hortalizas y frutales de hueso. Una situación que se podría volver a repetir durante este fin de semana ante las bajas temperaturas que se prevén.

En concreto, el gélido temporal echó a perder en Cieza el cien por cien de la cosecha extra temprana y más del treinta por ciento de la fruta de hueso que se encontraba en plena floración y que ya había sido castigada por las heladas ocurridas el pasado fin de semana. Un panorama que ha provocado la pérdida de las frutas que se iban a recoger entre los meses de abril y mayo, así como un enorme descenso de los ingresos generales de la comarca, tanto por el descenso de miles de puestos de trabajo, como por la bajada en el consumo que sin duda se apreciará en el comercio de la ciudad, según apunto la organización agrícola COAG.

Las bajas temperaturas bajo cero se instalaron en prácticamente la totalidad de los municipios de la Región. No obstante las producciones del Noroeste, la Vega del Segura, el Campo de Cartagena y el Valle del Guadalentín resultaron más dañadas que las del resto del territorio regional.

En opinión de UPA, a pesar de que las pérdidas han sido cuantiosas y reducen la producción disponible, no ponen en peligro el abastecimiento de los mercados. En este sentido, la asociación agrícola apuntó que «según pasen los días, la evaluación de daños será más fácil y precisa, ya que en estos momentos resulta imposible hacer una evaluación de daños pormenorizada». Si bien, matizó que las pérdidas de los agricultores serán «importantes», ya que aunque dispongan de alto grado de aseguramiento, «el cobro de las indemnizaciones no cubrirán las expectativas de renta del agricultor, ni la mano de obra que supone para la zona afectada». Asimismo, la Unión de Pequeños Agricultores de la Región matizó que «el grado de afección a las producciones ha sido distinto, dependiendo de las zonas y las temperaturas alcanzadas. Además de la alcachofa, lechuga y escarola, que han sufrido importantes daños por quemaduras de frío en su parte exterior, el brócoli va a sufrir un parón vegetativo».

Proexport, por su parte, subrayó que «tendremos un hueco de producción para las próximas semanas, debido a las heladas registradas que nos va a dificultar poder atender las peticiones de nuestros clientes». Una visión que también compartió la organización agrícola Asaja.