Hereu ignora a la oposición y diseña en solitario un plan de austeridad para Barcelona

Hereu tendrá que afrontar la reprobación del PP
Hereu tendrá que afrontar la reprobación del PP

Barcelona- El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, afronta su semana más difícil desde que el revés de la Diagonal le obligó a destituir a su mano derecha, Carles Martí. En el pleno del próximo viernes, el PP propondrá reprobar al alcalde por su gestión en la consulta. Y CiU, según avanzó ayer Xavier Trias, tiene todos los números de apoyarlo. Al PSC, le será difícil salir ileso de la lluvia de reproches por su actuación en la consulta de la Diagonal. Y además, tendrá que debatir con los grupos de la oposición el plan de austeridad de Barcelona.El del viernes no será un pleno amable para Hereu. Pero el bipartito tampoco se ha esforzado para frenar los golpes. Ha diseñado un plan de austeridad en solitario, cuando tenía la oportunidad de tender puentes de diálogo con la oposición. El resultado es que cada grupo presentará su propio plan. Alberto Fernández explicó ayer que el plan del PP pasa por reducir de cinco a dos las tenencias, eliminar concejalías como Usos del Tiempo y Derechos Civiles, suprimir los comisionados de distrito y suprimir un 75 por ciento el presupuesto de publicidad.También reclamará que se frenen proyectos sin sentido como el Zoo Marino o el Museo de Ciencias Naturales. Trias hizo de tripas corazón y tendió la mano a Hereu para pactar el plan de austeridad. Antes, le acusó de mentir cuando dice que frenará proyectos para plantar cara a la crisis que ya están parados como el barrio de La Marina, donde sólo se han construido 3 de los 14 proyectos planificados, los cuarteles de Sant Andreu o Glòries. Trias no descartó apoyar los presupuestos de 2011.