Madre no hay más que una

Mañas estrena «Todo lo que tú quieras», en la que Botto se «transforma» por su hija

Se prometió a sí mismo una y otra vez no volver a trabajar con niños, pero le ha durado poco. Dirigir a Juan José Ballesta en «El Bola» lo dejó traumatizado: «Pensé que le había jodido la vida», confiesa el director. Pero, desde entonces, Achero Mañas ha sido padre, y la infancia ha vuelto a irrumpir en su trabajo con «Todo lo que tú quieras», la historia de superación de una hija y su padre tras la muerte repentina de la madre. «Cuando escribía el guión no podía evitar pensar en mi hija, pero no se trata de una cinta autobiográfica», apunta Mañas.


Nuevos papeles
La de esta cinta es una historia seguramente más extrema que la realidad de Mañas: el padre, interpretado por Juan Diego Botto, decide travestirse para que su hija de cuatro años sobrelleve el trauma de perder a su madre. «Se trata de una fantasía para superar la pérdida», explica el realizador, quien defiende la propuesta con un «son cosas que te piden los niños, aunque este caso sea más exagerado». La ambición argumental de Mañas supera, con todo, la simple anécdota de ver a Botto con peluca y los labios pintados de rojo: «Es una metáfora de la adaptación de los hombres a una nueva realidad en la que las mujeres también trabajan. Además, creo que dar la custodia a la madre es machista porque vuelves a cargar a las mujeres con toda la responsabilidad de los hijos».
 
¿Cómo se sintió Botto con la imagen de una mujer?: «En un principio no sabía si era una cuestión de tacones y medias de rejilla. Mi personaje podría hacer el ridículo en cada una de las secuencias y eso da mucho miedo», explicó el actor. Pero salió airoso, o eso cree el director de «Noviembre», que confió plenamente en el proyecto «la primera vez que vi caracterizado a Juan Diego. Le dio clase y dignidad al personaje», añade.

¿Y la niña? Un prodigio, según Najwa Nimri, coprotagonista de la cinta: «He trabajado con muchos niños en mi carrera, pero ninguna es como ésta. Tiene un talento increíble». Según cuenta Mañas, Lucía Fernández, «fue seleccionada entre 400 niñas, y tuvimos la suerte de encontrar a una para la que no había diferencia entre jugar con sus juguetes o hacer la película». Protagonizada también por José Luis Gómez, Ana Risueño y Pedro Alonso, este «gran homenaje a las madres», como la define su director, irá a concurso en la sección Contemporary World Cinema del Festival de Cine de Toronto.