San Javier retoma su plena actividad tras la huelga de los controladores

Tras la tempestad siempre viene la calma. Ayer se cumplió a pies juntillas esta máxima del refranero español con el retorno de las más absoluta normalidad a los viajes aéreos en el Aeropuerto de San Javier.

Un avión de la compañía que opera en Inglaterra poco después de despegar del Aeropuerto de San Javier
Un avión de la compañía que opera en Inglaterra poco después de despegar del Aeropuerto de San Javier

Después de que en la jornada del sábado se cancelaran nueve rutas entre idas y venidas de las 13 previstas, el día de ayer supuso la vuelta a lo que es costumbre en el aeródromo militar, puntualidad y seriedad en todos sus desplazamientos. De esta forma, ayer aterrizaron en San Javier todos los aviones previstos procedentes de Londres/Gatwick, Palma de Mallorca, Manchester, Leeds/Bradford y Madrid. Estos mismos lugares acogieron vuelos de salida de la Región con llegada a esas ciudades. A estas rutas previstas se unieron dos salidas y llegadas más a Madrid y la capital belga de Bruselas. Este par de vuelos adicionales se efectuaron en horario de mañana.

Por lo que respecta a las salidas, todas se produjeron en horario de tarde entre las 15:40 horas (destino Madrid) y las 20:05 horas (destino Leeds/Bradford). En lo que se refiere a las llegadas, también se caracterizaron por su discurrir sin sobresaltos. Todas ellas tuvieron lugar entre las 15:35 horas (vuelo procedente de Londres/Gatwick) y las 22:05 horas (procedente de Madrid). En cifras, las 14 aeronaves que efectuaron ayer los desplazamientos de entrada y salida del Aeropuerto de San Javier transportaron un total de 2.100 pasajeros (1.050 en salidas y otros tantos en llegadas). Nada tiene que ver con la situación del sábado en la que 1.350 personas no pudieron coger sus vuelos para salir o entrar dentro de la Región.
Para el día de hoy hay previstas seis salidas con destino a Madrid (tres vuelos), Barcelona (dos) y Londres. Los horarios oscilarán entre las 08:00 horas y las 16:20.

En lo referente a las llegadas, para la jornada presente se prevé que aterricen en pista murciana cinco aeronaves procedentes de Barcelona(dos), Madrid, Londres/Garwick y Palma de Mallorca. Se trata de 1.650 pasajeros que hoy harán uso del aeropuerto marmenorense. La normalidad ya se hacía palpable ayer y para hoy sólo se espera que esta tónica sea la predominante bajo la supervisión de los controladores militares como es costumbre en el lugar.


Los nueve vuelos cancelados el sábado supusieron una pérdida económica para la Región de 180.000 euros
Las 1.350 personas que no pudieron hacer uso de sus vuelos contratados para el pasado sábado provocaron una merma económica para las arcas regionales de 180.000 euros. Según aseguraron a esta redacción fuentes autorizadas, del total de viajeros que no volaron, 1.080 tenía residencia en la Región y hubiera desembolsado 53 euros por jornada con una estancia media de tres días. Esta situación provoca una pérdida de 171.720 euros. Por otra parte, las 270 personas restantes que no disponían de residencia en Murcia pero que tenían previsto acudir a hoteles de la Región, sobre todo relacionados con el turismo de golf, hubieran gastado una media de 120 euros por jornada con una estancia media de tres días. La suma de las dos variables (personas con y sin residencia en la Región) provoca unas pérdidas por valor de 268.920 euros. Lo que sucede llegado a este punto es que un número considerable de viajeros prolongó las pernoctaciones en la Región durante un día más hasta que pudieron salir ayer. Este hecho reportó unas ganancias que ascienden a 88.743 euros. Baremadas las pérdidas y ganancias brutas, queda la cifra de 180.000 euros como la real de pérdidas que ocasionó en la Región la huelga de los controladores.