Zapatero reconoce que la recuperación del empleo será lenta

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, reconoció este miércoles que la reducción del paro, que actualmente afecta en España a casi cinco millones de personas, y "la recuperación del empleo será lenta".

 Zapatero empezó así la segunda jornada del Debate sobre el Estado de la Nación, en la que tuvo que responder a las críticas de las formaciones minoritarias que integran el Grupo Mixto del Congreso: BNG, CC, UPyD y UPN.

El jefe del Ejecutivo se reafirmó en todas y cada una de las medidasy de los recortes que ha aplicado en la última legislatura, negando que haya aplicado dos políticas diferentes en este mandato. Adujo que lo realmente diferente han sido las circunstancias por las consecuencias de la crisis económica, que le han obligado a emprender unas reformas que son "para unos tibias, para otros exageradas y antisociales".

Desmintió que esto suponga un "cambio de rumbo"respecto a la anterior legislatura, pues lo considera una muestra de la "determinación de responsabilidad"para evitar lo que habría supuesto "un riesgo gravísimo"para España. Zapatero presumió de haber hecho lo que correspondía ante el "shock"provocado por la crisis y ante los "pies de barro"sobre los que se sustentaba la economía del paáiacute;s.

Incluso, defendió que los deberes se estaban haciendo correctamente hasta el estallido de la crisis financiera internacional. "¿Por qué tenemos la tendencia de tirar piedras contra nuestro propio tejado y no decimos que el sector público de España tenía un nivel bajo de deuda? Tuvimos superávit los cuatro años de la anterior legislatura y reducimos la deuda casi 20 puntos sobre PIB", esgrimió.

En clave internacional, Zapatero se defendió de las críticas del BNG a la presencia de tropas militares españolas en la guerra de Afganistán y en la misión de Libia contra el régimen de Gadafi. Subrayó que España "representa lo que representa y tiene sus compromisos"con los países aliados que, como tal, debe "cumplir siempre que sean acordes con Naciones Unidas".

En este punto, ratificó el compromiso adquirido por España en la Cumbre de Lisboa celebrada por la OTAN el año pasado, en la que se fijó el año 2014 como fecha tope para sacar todas las tropas internacionales de Afganistán.

Sobre Libia, justificó la ayuda que está prestando España tras una "decisión sin precedentes de Naciones Unidas destinada a proteger a la población que estaba siendo masacrada por el régimen de Gadafi". Confió en que "esa intervención dará sus resultados de ver un cambio político y de transición", si bien lamentó que no se haya producido todavía un cambio como el que sí se dio en Túnez y Egipto.

Finalmente, al responder al diputado navarro de UPN, Carlos Salvador, recordó qáe la pasada legislatura se acusó al PSOE de vender esta comunidad a la banda terrorista ETA dentro del proceso de negociación. Indicó que aquello era una "una gran falsedad"que el tiempo se ha encargado de desmentir y alardeó de haber llevado a ETA "a su posición más débil de toda la historia por la eficacia de la policía y la inteligencia de la política"antiterrorista aplicada por el Gobierno.

Zapateroha proclamado que su mandato "ha llevado a ETA a la posición más débil de su historia", a pesar de haber tenido que escuchar "muchas cosas injustas"durante el diálogo con la banda que "con el tiempo"han demostrado ser -ha dicho- "una gran falsedad".

Respondió así "por servicio a la historia y a la verdad"en el debate sobre el estado de la nación al portavoz de UPN, Carlos Salvador, que le había afeado haber aceptado hablar de Navarra durante la tregua y de ser ahora "rehén"de los partidos que reclaman "un día sí y otro también su independencia de España".

"El grupo socialista y el Gobierno fueron acusados de vender Navarra y eso era una gran falsedad, como el tiempo y la historia han demostrado", dijo el presidente Zapatero, aunque aseguró estar "acostumbrado".

Recordó que durante el proceso de diálogo, roto en el año 2006, se le achacó "haber entregado a ETA Navarra y prácticamente todo", pero "pasa el tiempo y se demuestra que no se decía la verdad", ya que "lo que ha sucedido es que este Gobierno ha llevado a ETA a la posición más débil de su historia por la eficacia de la policía y la inteligencia de la política aplicada a lucha contra el terrorismo".

El jefe del Ejecutivo destacó que se ha conseguido llegar a este punto "sin alharacas"y "siempre reconociendo a los demócratas la lucha contra el terrorismo, y haciendo de esa tarea una tarea colectiva.

Por otra parte, Zapatero ha advertido que, "para que sea eficaz", la creación de un impuesto a las transacciones financieras en la línea de la conocida como 'tasa Tobin' debería "implicar al menos a todo el G-20", pero "paradojicamente"son los países emergentes, junto a Estados Unidos, los que no quieren esta medida.

Asimismo, ha defendido el Pacto del Euro, que no impone "recortes", sino "disciplina, esfuerzo, competitividad y gobierno económico de la Unión Europea, imprescindible para mantener el Estado del Bienestar".

En su réplica al diputado del BNG Francisco Jorquera durante la segunda jornada del Debate sobre el estado de la Nación, Zapatero ha recordado que Bruselas está discutiendo esta medida, pero es "difícil"que logre sus objetivos si la aplica en solitario, e imposible si España la pone en marcha por su cuenta, como propone el diputado gallego.

"Nos encontramos con reticencias de los emergentes y de los Estados Unidos, más allá del color de la administración", ha incidido Zapatero, quien ha remarcado que el "reto"del G-20 como único foro económico está en lograr una respuesta y medidas coordinadas para superar la situación actual y prevenir futuras crisis financieras. "No hay alternativa, salvo avanzar en esa dirección", ha incidido.

Por otro lado, ha recordado el beneficio para las empresas españolas de que América Latina haya resistido "muy bien la crisis", en comparación con otros periodos históricos de la región, gracias a tener "saneadas"las cuentas de la mayoría de los países.

A esto ha ayudado también un "panorama fiscal razonable"y las materias primas. "Si América Latina ha aguantado, ha ayudado mucho a que aguantaran nuestras grandes empresas con intereses allí, ha aseverado.