Enrique Pérez-Hernández: «Cualquier ayuda puede resolver la liquidez pero no la solvencia»

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

MADRID- El problema de la eurozona es la deuda soberana de los países periféricos, «como elementos residuales del sistema». Así lo apuntó Enrique Pérez-Hernández, experto en Mercados de Capitales, para quien todavía existen factores de riesgo que apuntan a la inflación. El profesor advirtió de que las perspectivas apuntan a una menor aversión al riesgo pero reconoció que se debe a que «Papá Estado cogió el guante para dar garantías al sistema financiero y evitar el colapso», ante la falta de habilidad del mercado para regularse. A su modo de ver, «el BCE adoptó el papel de prestamista de primera instancia, en lugar de mantenerse como recurso de última instancia». «Cualquier ayuda puede resolver asuntos de liquidez, pero no de solvencia», subrayó.
Avista un cambio de fase en el ciclo y asegura que las perspectivas globales han mejorado el tono general de los mercados financieros.


«Los esfuerzos se han concentrado en la reducción del déficit, pero no se ha mirado el lado de los ingresos ni las medidas para frenar el paro»
Enrique Pérez-Hernández. Profesor del Instituto de Estudios Bursátiles