Primera División

Los bloques se definen por Juan Antonio ORENGA

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Siete jornadas son más que suficientes para tener una idea aproximada de la verdadera Liga ACB que nos espera. Como cabía esperar van a ser tres los equipos que aspiren con más fundamento a los títulos, Regal Barcelona, Real Madrid y Caja Laboral. Se pueden colocar en el orden que queramos, pero en cualquier caso están muy por encima de los demás y más próximos entre sí de lo que parece.

En el Barça de Xavi Pascual habrá que ver si mantiene el feeling que mostró la pasada temporada y en algunos momentos de lo que va de ésta. En el Madrid será definitivo que se encuentre el equilibrio que Messina tanto buscó el año pasado y que en el último tramo de la campaña fueron incapaces de encontrar. El equipo se ha españolizado y los roles, de momento, están muy claros. Felipe y Llull, intocables. El escolta está a una velocidad diferente al resto de compañeros.

En Vitoria dependerá, como sucede todas las temporadas en que Dusko Ivanovic ha estado por allí, del respeto que tengan las lesiones con la plantilla. Si llegan enteros al tramo decisivo pelearán por todo.

Por abajo hay cinco equipos implicados. Los normal es que de este grupo queden sólo tres. Alguno de ellos no está donde debe. Por presupuesto y plantilla, Power Electronics Valencia y Cajasol deberían aspirar a estar en la Copa del Rey. La guerra de los otros, Assignia Manresa, Meridiano Alicante y Granada, se centra en evitar la Adecco Oro.

En el grupo tranquilo hay sorpresas agradables como el Blancos de Rueda y el Lagun Aro. Es la demostración de que la planificación y el trabajo son tan importantes como el presupuesto.

El resto parece que vivirá un año sin sobresaltos, aunque no es lo mismo que se diga eso en Málaga que en Fuenlabrada. Se trata de un bloque compacto en el que una simple victoria puede suponer estar en la Copa del Rey o alcanzar los ansiados «play-offs», aunque para eso todavía quede mucho.