Grupos violentos arrasan el centro de Londres durante una manifestación

Miles de personas se manifestaron ayer en la capital británica para protestar contra los recortes del Gobierno de David Cameron, los más draconianos desde la Segunda Guerra Mundial

Miles de personas se manifestaron ayer en la capital británica para protestar contra los recortes del Gobierno de David Cameron, los más draconianos desde la Segunda Guerra Mundial.
Miles de personas se manifestaron ayer en la capital británica para protestar contra los recortes del Gobierno de David Cameron, los más draconianos desde la Segunda Guerra Mundial.

El pasado octubre, el Ejecutivo de coalición de conservadores y liberal demócratas anunció un tijeretazo de 83.000 millones de libras que pretende saldar el histórico déficit a final de la presente legislatura. Los ministerios y los ayuntamientos, como media, verán reducido su presupuesto un 28%.

La marea humana concentró a más de 250.000 británicos venidos de todas las partes del país (500.000 según los organizadores). Se trató de la mayor protesta en Londres desde la marcha de 2003 contra la guerra de Irak. La confederación sindical británica Trade Union Congress (TUC, siglas en inglés), con el apoyo del Partido Laborista, convocó la marcha de manera pacífica, pero decenas de vándalos protagonizaron varios enfrentamientos con la Policía. Decenas de escaparates, paredes de bancos y ventanales del hotel Ritz quedaron destrozados. Al cierre de esta edición, 202 personas fueron detenidas y 35 resultaron heridas (incluidos cinco policías), de las que 16 tuvieron que ser hospitalizadas.

En Hyde Park, el líder laborista, Ed Miliband, criticó al Gobierno y dijo a la multitud que hay que luchar para preservar y proteger los servicios públicos. «Sabemos lo que el Gobierno va a decir, que ésta es la marcha de una minoría. Están equivocados. David Cameron: tú querías crear una gran sociedad, ésta es la gran sociedad», subrayó Miliband en referencia a la protesta.