Internet nos hace más tontos

Chats, consultas rápidas, mensajería instantánea, fotos, vídeos, música, enlaces,… se unen a los emails y las actualizaciones de Facebook o de nuestro blog. Demasiadas instrucciones y demasiado rápidas. Nuestras mentes se han acostumbrado a hacer una lectura superficial y a navegar, y como resultado, hemos desarrollado mayores habilidades para tomar decisiones rápidas, en detrimento de cualquier análisis en profundidad y de la concentración ininterrumpida durante el trabajo, según un estudio.

¿Internet nos hace más tontos?
¿Internet nos hace más tontos?

Para escribir un libro sobre Internet, qué mejor que restringir el acceso a la red, al correo electrónico y cerrar las cuentas de Twitter y Facebook. Al menos ese fue el «modus operandi» con el que el investigador Nicholas Carr decidió escribir un libro en el que se concluye que la tecnología nos impide pensar de una forma más profunda.

«Abandoné mis cuentas de Facebook y Twitter y me reprimí en el uso del correo electrónico, de tal manera que sólo lo comprobaba un par de veces al día en lugar de cada 45 segundos», aseguró.

La era del «copiar y pegar»Su nuevo libro, «Lo que Internet está haciendo a nuestros cerebros», describe cómo el propio autor fue capaz durante un par de semanas de mantenerse centrado en una tarea durante un periodo ininterrumpido tras apartarse temporalmente de Internet.

En su ensayo, Carr analiza cómo la sociedad ha pasado de la tradición oral a la palabra impresa y a Internet, al tiempo que detalla cómo el cerebro se ha reprogramado en función del uso que le ha ido dando el hombre.

Con la era digital, el hábito del entretenimiento fácil, los chats o el copiar y pegar, pocas veces leemos libros, ensayos o artículos largos que nos ayudarían a centrarnos, concentrarnos y ser introspectivos y contemplativos, según sostiene Carr, para quien nos estamos convirtiendo más en bibliotecarios que estudiosos que digieren e interpretan la información.

Esa falta de concentración afecta a nuestra memoria a largo plazo, haciendo que nos sintamos distraídos, señaló. La tesis de Carr apunta a que Internet realmente se reduce mucho a chatear, copiar trabajos y a consultas rápidas.

Las conclusiones de su estudio rebaten frontalmente a ocho de cada diez expertos en tecnología y analistas sociales que opinan que en 2020 la inteligencia humana aumentará a causa de la cantidad de información que podemos recibir vía Internet.«¿Google nos está haciendo estúpidos?»Carr escribió un artículo en 2008 donde ya planteó la controvertida pregunta «¿Google nos está haciendo estúpidos?» y donde quería conocer en profundidad cómo Internet cambiaba nuestras mentes.