Alguaire no alza el vuelo

Un «nuevo obstáculo». Así calificó ayer el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Lluís Recoder, la decisión de Pyrenair de suspender todos sus vuelos al aeropuerto leridano ante la falta de demanda. Esta compañía empezó a operar en Alguaire el pasado 23 de enero, con vuelos dese Vigo y Madrid para llevar esquiadores a las estaciones pirenaicas

El aeropuerto de Alguaire fue inaugurado el 17 de enero del pasado año
El aeropuerto de Alguaire fue inaugurado el 17 de enero del pasado año

Hasta finales de febrero, la aerolínea había puesto en venta unas 6.000 plazas de vuelo. Pero la iniciativa no ha funcionado y esta situación obliga a la Generalitat a buscar un plan de rescate para una infraestructura inaugurada hace un año y que, de momento, no alza el vuelo.

CiU había sido muy crítica con la gestión que el tripartito hacía de este aeropuerto de la Generalitat porque «debe gestionarse como una empresa, no como una ONG», aseguró el pasado otoño Felip Puig, en alusión a la política de subvenciones del tripartito para que las compañías aéreas apostaran por ofrecer vuelos con origen y destino en Alguaire. Ahora, CiU es quien tiene que hacer viable la infraestructura, en la que se han probado diversas rutas, pero que, a partir del 4 de marzo, sólo conectará Lleida con las ciudades de Fráncfort, Milán y Palma.

Ante la situación, Recoder anunció que convocará una mesa estratégica con los alcaldes de la zona para empezar a diseñar un plan de negocio con el objetivo de conseguir llenar de actividad el aeropuerto leridano, que también había sido pensado para el tráfico de mercancías.

La Diputación de Lleida, por su parte, quiso lanzar un mensaje de optimismo sobre el futuro de esta intraestructura e indicó que mantienen conversaciones con operadores ingleses y rusos para intentar captar nuevas rutas en los próximos meses.


Se da la circunstancia que la ubicación de este aeropuerto y su posibilidad de acercar a los ciudadanos a poco más de una hora de las pistas de esquí pirenaicas era una de las claves de la candidatura de Barcelona para los Juegos de Invierno de 2022 que impulsa el alcalde Jordi Hereu.