Actualidad

«Open 24 H» una vida aburrida en falso blanco y negro

Dice la publicación oficial del Festival de Cine de Málaga que «Open 24 H.» es la cinta «más personal» de Carles Torras (la dirige, produce y ha escrito el guión). Quizá lo sea, tanto como es, solemnemente aburrida. El director, que narra la vida de un vigilante nocturno que debe atender a su hermano, disminuido psíquico y físico, la ha rodado en un falso blanco y negro, lo que, a mi entender, significa un veneno para la taquilla y para la televisión. En el lado opuesto, y con la brillantez y solvencia habituales de Fernando Tejero se presentó «Cinco metros cudrados», tercer largometraje de Max Lemcke, un tema que enlaza con nuestra realidad (aunque no es original, pues ahí tenemos como referencia la soberbia «El pisito», de Marco Ferreri). La carestía de ayer se ha cambiado por la especulación inmobiliaria y la estafa. La cinta, que tiene como pareja que la sustenta a Malena Alterio y el ya citado Fernando Tejero, resulta floja y, aunque tiene el valor de ser reflejo social actual, deriva hacia lo esperpéntico e incluso posee un gag feliz que nos recuerda un poco al ilógico final de «El pisito».

Dejo en el aire una pregunta: ¿Por qué no está en este certamen la nueva cinta de Armendáriz?

Publicidad