El azote socialista de Camps al banquillo

El juez le acusa de encubrimiento por «perder» el informe policial

Ángel Luna, ayer, sentado en su escaño de las Cortes Valencianas
Ángel Luna, ayer, sentado en su escaño de las Cortes Valencianas

El juez Montero Aroca que instruye la causa contra el portavoz socialista en Les Corts Valencianes, Ángel Luna, sentará con toda probabilidad al socialista en el banquillo por un delito de encubrimiento, y no lo hará por el de revelación de secretos.
Como es sabido, el diputado exhibió en Les Corts Valencianes un documento de la Brigada de Delincuencia Económica que estaba sometido a secreto de sumario. Iniciadas las diligencias por el juez, éste citó a declarar a Luna, quien dijo no saber cómo había llegado el citado documento a su mesa del Parlamento y además, alegó haberlo perdido.
Este supuesto, el de su pérdida, es el que el juez considera constitutivo de encubrimiento.
Así las cosas, el momento procedimental exacto es el de la petición a la Fiscalía y a la acusación popular representada por diputados del PP que presenten sus conclusiones y pidan el archivo o la apertura de juicio oral. Al ser un procedimiento abreviado, si se detectan indicios de delitos, que el juez enumera en el auto, y una de las partes lo pide, se abre el juicio oral. Por ello, tras los diez días preceptivos para que Ministerio Fiscal y PP presenten sus conclusiones, el juez dictará la apertura de juicio oral.
El síndico Ángel Luna atendió ayer a LA RAZÓN nada más conocerse el auto y aunque dijo tener que leerlo porque aún no lo tenía físicamente, sí anunció que recurrirá. Lo que no quiso valorar es la idoneidad de presentar su dimisión como síndico, ni mucho menos de encabezar la lista autonómica por la provincia de Alicante, como parece que así va a ser, pese a las reiteradas manifestaciones del secretario general de los socialistas valencianos, Jorge Alarte, de que no llevaría imputados en sus listas.
El juez Montero, de la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia, considera en sus razonamientos jurídicos que Ángel Luna «no podía dejar de tener conocimiento de que el informe que exhibió tenía el carácter de actuación procesal declarada secreta». Y añade que «incluso en el caso de que el día 24 de marzo de 2010 desconociera esta circunstancia, no podía desconocerla en los días siguientes, dada la gran resonancia mediática que tuvo la presentación de la denuncia por los diputados populares». Además, el juez razona igualmente que si Luna supo que el documento estaba bajo secreto de sumario «es imposible llegar a la conclusión (...) de que pudiera desconocer que la filtración del informe sólo se pudo hacer habiéndose cometido el delito del artículo 466.1 y 2.


La presidenta del TSJV, cuestionada
- El Tribunal Supremo ha admitido a trámite un recurso contra la designación por parte del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) de los presidentes de los Tribunales Superiores de Justicia de Cataluña y Valencia interpuesto por el Foro Judicial Independiente (FJI) al estimar que se debió a un intercambio pactado en el CGPJ «con la intervención de los partidos». Al frente del tribunal de Valencia está Pilar de la Oliva.