Corbacho admite que los 420 euros para los parados podrían eliminarse

El ministro de Trabajo precisó que la reforma no introduce elementos diferentes a los que ya existen en estos momentos para los ERE, tanto en los de suspensión temporal como extintivos.

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, admitió hoy que en el seno del Gobierno tendrá que hacer un "debate"acerca de la conveniencia o no de prorrogar las ayudas de 420 euros, que en la actualidad alcanza a "casi medio millón"de parados, en un momento en el que se están tomando medidas para reducir el déficit público. En declaraciones a los periodistas antes de participar en la reunión de presidentes de Comisiones de Trabajo e Inmigración de los Parlamentos europeos en el Congreso de los Diputados, Corbacho aseguró que su ministerio "valora muy positivamente"esta ayuda, cuya duración es de seis meses. No obstante, admitió que España se encuentra ante la necesidad de implementar "medidas de reducción del déficit"y que los Presupuestos Generales del Estado del 2011 van a ser "de contención", "Esperemos a ver cuáles son las partidas que se podrán ver afectadas", señaló. Despido con 20 díasAsimismo, el ministro de Trabajo asegura que la reforma laboral recién aprobada no va a permitir que un empresario "sin más"haga un ajuste de su plantilla con un pago de 20 días de indemnización y que "no será tan sencillo"porque es un acto sometido a la tutela judicial.Antes de participar en la reunión de presidentes de las comisiones de Trabajo e Inmigración de los parlamentos nacionales de la UE, Corbacho respondió así a los periodistas en referencia a la veintena de despidos en la Agencia EFE tras aprobarse la norma y a las declaraciones de los sindicatos que consideran que, con esta reforma, los empleos fijos serán igual de vulnerables que los temporales.Con respecto a la empresa Saunier Duval, de Vitoria, que comunicó ayer que va a retirar el ERE que estaba tramitando para 80 personas para presentar otro igual, pero más barato, acogiéndose a la nueva norma, Corbacho respondió que como el expediente de regulación de empleo debe venir a la autoridad laboral, "si es para hacer un fraude, anticipo que no lo vamos a aprobar".Corbacho precisó que la reforma no introduce elementos diferentes para los que existen en estos momentos para los ERE, tanto en los de suspensión temporal como extintivos.Por ello, añadió, si ahora una empresa dice que concurren circunstancias económicas y que por ello solicita un ajuste mediante el despido objetivo, "estaba antes en su perfecto derecho de hacerlo y ahora también, pero si al final no concurren esas causas aducidas por la empresa tendrá que pagar 45 días".