Cuidado con los carteristas en Chueca

La Policía aconseja precaución ante el riesgo de robos en el Orgullo Gay

La Policía prepara un dispositivo especial de seguridad
La Policía prepara un dispositivo especial de seguridad

No sólo vienen a disfrutar de la fiesta. La combinación «aglomeración, alcohol y dinero» hacen del día del Orgullo Gay un escenario perfecto para carteristas y descuideros que vienen desde otros puntos de Europa para actuar en Madrid con motivo de esta celebración. Así lo ha advertido la Policía a los organizadores del evento, a los que han proporcionado una serie de recomendaciones para evitar los cientos de robos que se han producido en los últimos años. Por ello, con motivo de las fiestas que se celebran en el madrileño barrio de Chueca los primeros días de julio la Policía Nacional y Municipal está organizando un despliegue operativo para contrarrestar la acción de estos delincuentes que han llegado ya a Chueca. Entre las normas generales, recomiendan no sacar dinero de cajeros de la calle y no hacer ostentación de joyas, relojes y otros objetos de valor; así como mantener sus pertenencias siempre a la vista, proteger los bolsos y carteras especialmente en los transportes públicos y en las grandes aglomeraciones, como el concierto de Kylie Minogue en Plaza de España el 3 de julio, día de la manifestación estatal del Orgullo Gay. Asimismo, los agentes solicitan a los asistentes que no olviden nunca su documentación personal y no confíen en el transporte de sus maletas a personas que no conocen o no están debidamente acreditadas. En los hoteles o apartamentos, aconsejan no dejar en la habitación llaves, dinero u objetos de valor y utilizar las cajas de seguridad. En lugares públicos se aconseja evitar sacar dinero en cajeros situados en la vía pública o sacar pequeñas cantidades. También se recomienda utilizar bolsos de asa y de pequeño tamaño y guardar la cartera en un bolsillo interior. El dispositivo policial se ha desplegado este año ante el «considerable incremento» de robos de bolsos y objetos personales y la presencia de carteristas en el barrio de Chueca. Según indicaron a Europa Press fuentes de la organización, los «cacos» llegados de Europa están especializados y aprovechan las concentraciones de gente, el tumulto y las altas temperaturas para robar bolsos, carteras y otras pertenencias.El pasado año decenas de personas se acumulaban en rincones donde no llegara el estruendo de los conciertos para anular sus tarjetas de crédito, después de haber sido víctimas de uno de estos robos.