Conchi Ríos cala en la afición de Barcelona y corta una oreja al igual que López Simón

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

BARCELONA- La primera novillada de la temporada causó expectación por el debut de la murciana Conchi Ríos, que tuvo que salir a saludar tras el paseíllo junto a sus compañeros.Jesús Fernández anduvo firme y asentado, ligando con acierto tandas cortas, aunque excesivamente encima de la res. En el cuarto, dos comprometidas largas cambiadas y unas buenas verónicas ganando terreno fueron el único balance.Conchi Ríos, muy bien colocada, toreó al novillo de Camacho imprimiendo ligazón, rematando detrás de la cadera y salpicando su quehacer con cambios de mano y desplantes airosos. Tras un pinchazo, cobró una estocada y cortó una oreja. Faena de menos a más en el quinto, encimista ante un novillo aplomado.López Simón toreó con pulcritud y voluntad al tercero aunque la faena no transmitió al público por su poca fuerza. Mejoró mucho en el sexto, con un concepto estático del toreo, jugando bien las muñecas. Los últimos muletazos, con enjundia y un valor seco hicieron que obtuviera una oreja.

Barcelona: Se lidiaron novillos de Mari Carmen Camacho, de juego variado. Jesús Fernández, aplausos tras aviso y saludos; Conchi Ríos, oreja y saludos tras aviso; y López Simón, que sustituía a Martín Reina, vuelta al ruedo tras aviso y orejas tras aviso. Un cuarto de entrada en los tendidos.