Un plan de movilidad para Móstoles

El Ayuntamiento aprueba un proyecto para mejorar el tráfico

Imagen panorámica de la ciudad de Móstoles a vista de pájaro,                 el Ayuntamiento quiere mejorar la movilidad del municipio
Imagen panorámica de la ciudad de Móstoles a vista de pájaro, el Ayuntamiento quiere mejorar la movilidad del municipio

MADRID- El Ayuntamiento de Móstoles ha puesto las bases del futuro de la ciudad para la próxima década con la aprobación del Plan de Movilidad Urbana Sostenible, que, junto al Plan Estratégico, serán las piedras angulares del diseño de esta localidad, que está pugnando por ser una ciudad referencia en todos los ámbitos en España.
El tercer teniente de alcalde y concejal de Urbanismo, Alberto Rodríguez de Rivera, ha explicado que en la ciudad se producen diariamente 566.000 desplazamientos, de los cuales 209.000 se realizan en vehículo privado, 124.000 en transporte público y 232.000 son no motorizados.
Por ello, en su opinión, si no se adoptan las medidas correctoras necesarias, la estimación para el año 2020, que ascenderán a 733.000 los desplazamientos diarios, los realizados en vehículo privado se incrementarían en un 9%, hasta alcanzar el porcentaje de un 46% de la movilidad total diaria, disminuyendo el uso del transporte público que supondría un 20% del total y los no motorizados a un 34 por ciento.
 Al respecto, el edil ha asegurado que «un plan de movilidad urbana sostenible, es un conjunto de actuaciones tendentes a alcanzar formas sostenibles de desplazamiento en el ámbito de la ciudad. Es decir, limitar a un uso racional el transporte en vehículo privado, fomentando el uso del transporte colectivo, los desplazamientos peatonales e incluso el uso de la bicicleta. Pero alcanzar estos hábitos requiere diversos esfuerzos colectivos, sin los cuales sería impensable llegar a los objetivos que se pretenden».
En esa línea, Alberto Rodríguez de Rivera ha comentado que «a ese objetivo primigenio que es mejorar la calidad de vida, deben unirse como elementos insoslayables, la reducción del impacto ambiental, la mejora del uso energético y la planificación urbanística de manera sostenible». En ese sentido, los objetivos genéricos que alcanzan su desarrollo mediante objetivos específicos son: fomentar los modos no motorizados de desplazamiento; fomentar el uso del transporte público; racionalizar el uso del espacio público urbano; e incidir en la conducta de movilidad ciudadana. Para empezar a materializar este plan, el Ayuntamiento ya ha aprobado la creación de una línea de autobús que, además de mejorar la movilidad interna en la ciudad, permita que los barrios y distritos que no disponen de Metro, puedan conectar con las distintas estaciones de Metro y Renfe.
Asimismo, se ha dado luz verde a la implementación de una red de caminos escolares en el municipio y de una serie de medidas concretas en el casco urbano tendentes a lograr una óptima convivencia y mejorar los niveles de accesibilidad.
Los trabajos de Redacción del Plan de Movilidad han durado 10 meses y se han hecho en base a 1.800 encuestas a los ciudadanos.