Arias Cañete quiere poner «sentido común» en las costas españolas

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha afirmado hoy en el Congreso de los Diputados que va a poner "sentido común"en las costas españolas con una reforma de la actual ley que se abordará con la "mejor técnica jurídica"y preservando los valores ambientales.

El ministro ha respondido así a una pregunta sobre este tema de la diputada socialista Leire Pajín, en la sesión de control al Gobierno en la Cámara Baja. En su intervención, Pajín ha expresado su preocupación por el hecho de que el actual Gobierno quiera volver al espíritu de la ley del suelo, que aprobó Aznar, y "que trajo después la especulación inmobiliaria y una burbuja que hoy nos está costando muchos empleos y un modelo económico de pies de barro".


Lo preocupante, le ha respondido el ministro, ha sido la aplicación "errática, arbitraria y deficiente"que hizo el PSOE, el caso del Algarrobico, aprobado por ayuntamientos socialistas y bendecidos por CCAA del mismo color, y que "ustedes crean que las leyes no hay que modificarlas nunca porque las hicieron los socialistas".


En su respuesta, Arias Cañete ha anunciado, entre otras cosas, que van a estudiar la posibilidad de aumentar el plazo de concesiones para aproximar la legislación de costas a las normas que regulan las concesiones de otros bienes de derechos públicos, y ha considerado "absurdo"que las concesiones tengan duraciones distintas.


Cañete ha adelantado que pretenden analizar los requisitos para hacer obras en el litoral, necesarias para dotar de sentido y utilidad las ocupaciones y mantener en buen estado el litoral.
Se proponen también buscar un amplio consenso parlamentario, al tiempo que quieren resolver "la inquietud"de los propietarios que tienen viviendas y parcelas en las costas, "sin impactos negativos"sobre el medio ambiente, y cuyas concesiones empiezan a expirar en 2018.


En su explicación sobre el sentido que quieren darle a la reforma de la Ley de Costas, el ministro ha dicho también que quieren resolver la acumulación de expedientes, que ascienden a 24.500, y se ha referido a la intención de terminar con un deslinde administrativo que ha sido muchas veces "caprichoso y arbitrario".


Para la exministra Pajín, Arias Cañete ha iniciado su responsabilidad de forma abrupta con anuncios y rectificaciones, porque en días pasados anunció una profunda reforma, "luego suave y luego dijo que serviría para aprovechar nuestras costas", de ahí, ha explicado, su pregunta sobre las verdaderas intenciones de modificar una ley que es "garantista y equilibrada"