Palacios afirma que la asistencia sanitaria está garantizada en las costas de la Región

La Consejería de Sanidad está elaborando el dispositivo especial para este verano

MURCIA- La Consejería de Sanidad y Política Social de la Región de Murcia está ya elaborando el dispositivo especial con el que se refuerza la atención sanitaria en la costa murciana durante los meses de verano, y que este año, al igual que en los anteriores, se desarrollará teniendo en cuenta las necesidades de cada población, según subrayó ayer la titular del ramo, María Ángeles Palacios, quien además aseguró que en ningún momento se verá mermada la calidad del servicio, de manera que los turistas tendrán la asistencia garantizada. No obstante, la consejera matizó que para la elaboración de este dispositivo será un vector imprescindible la presión asistencial del año pasado, un dato que disminuye. «Sacamos las cifras todos los años cuando presentamos el plan de vacaciones, pero llevamos unos años en los que la presión asistencial ha ido bajando, sin embargo, se ha mantenido el mismo refuerzo e incluso ha ido aumentando», indicó la titular de Sanidad en la Comunidad Autónoma.

De hecho, el año pasado se reforzó el número de personal en los centros sanitarios de la costa regional hasta en 128 profesionales, al tiempo que se incrementó el horario de atención de algunos hospitales y centros. Si bien, este año se habituarán a la situación actual, «quiero trasmitir un mensaje de tranquilidad, ya que cualquier persona que quiera venir a pasar sus vacaciones a la Región de Murcia no va a tener ningún problema de asistencia sanitaria, ninguno», puntualizó la consejera de Sanidad y Política Social. De esta manera y como viene siendo habitual cada año, el dispositivo de sanidad para los meses de verano comenzará a partir del próximo día 15 de junio y se prolongará hasta el mes de septiembre.

En este sentido, cabe destacar que Palacios ya ha resaltado en varias ocasiones que todas las medidas de ajuste en el ámbito sanitario están encaminadas a garantizar la sostenibilidad del modelo «sin alterar su esencia», por ello, según matizó la titular hace unos días, «ahora más que nunca, hay que potenciar sus valores de justicia y solidaridad», como se demuestra en el nuevo pago por receta, que exime del mismo a los parados sin prestaciones y establece una nueva escala de aportaciones, tanto para activos como para pasivos, en función del nivel de renta, la edad y el grado de enfermedad.

De tal forma, «la asistencia sanitaria no se le va a negar a ningún ciudadano», aseveró Palacios durante su última comparecencia en la Asamblea Regional y afirmó que «los extranjeros sin residencia legal en España seguirán siendo atendidos en caso de urgencia». Además, los inmigrantes en esta situación, aunque en la mayoría de los casos suelen acudir a urgencias, la Comunidad estudiará fórmulas para su atención en el caso de necesidad.


La oportunidad de mejorar el actual sistema de salud
La gratuidad, la justicia, la solidaridad, la sostenibilidad, la equidad, la universalidad, la calidad, la eficiencia y la eficacia son las cualidades de la reforma sanitaria que la consejera de Sanidad y Política Social, María Ángeles Palacios, destacó, al tiempo que pidió «el concurso de todos para hacer de esta situación una oportunidad para la mejora y sostenibilidad del sistema». Tal es así, que aunque el conocido «turismo sanitario» ha sido un problema durante años en España, ante el abuso que se ha producido en el Sistema Nacional de Salud, en la Región de Murcia la magnitud de esta problemática nunca ha sido de relevancia. Y es que, según matizó Palacios, en España hay más de 676.000 europeos que, según el Ministerio de Sanidad, han accedido a la tarjeta sanitaria sin tener derecho a ella.