Rajoy pedirá a Merkel más liquidez y garantiza que cumplirá con el déficit

- El presidente dice en Lisboa que hará un ajuste parecido al de Portugal. - El FMI desata la guerra de cifras: Prevé que el desfase presupuestario de España sea del 6,8 y no del 4,4 como pide la UE. - Nuevo éxito de la emisión de deuda: España ahorra 183 millones en el último mes al recuperar la confianza de los mercados

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, hizo ayer una visita relámpago a Portugal para reunirse con el primer ministro luso, Pedro Passos Coelho. Desde Lisboa, Rajoy señaló que el ajuste aprobado por el Gobierno portugués es un modelo para España y advirtió de que las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) para nuestra economía son «un estímulo para trabajar con intensidad y con coraje». También garantizó que España cumplirá el objetivo de déficit de la UE, que «hoy», puntualizó, es «el 4,4 por ciento», informa Efe. Rajoy recordó expresamente el primer ajuste de 15.000 millones de euros realizado por su Gobierno en su primer Consejo de Ministros y apuntó que volverá a recortar el gasto en los Presupuestos Generales del Estado de este año, que se presentarán en marzo. Sobre la posibilidad de que los socios comunitarios flexibilicen ese requisito del 4,4 por ciento, respondió: «Eso se verá en su momento. España va a cumplir los objetivos de déficit que se marquen en el programa de estabilidad; hoy es el 4,4 por ciento y España hoy va a cumplir ese objetivo». Portugal, por cierto, ha tenido que radicalizar su plan de ajuste y multiplicar los sacrificios de la ciudadanía para contener el riesgo de tener que salir del euro. Rajoy cumplimentó ayer al país vecino, pero la visita importante es la que realizará el jueves a Berlín para entrevistarse con la canciller alemana, Angela Merkel. El presidente del Gobierno defenderá ante la canciller su plan de adelgazamiento del gasto público y sus reformas, con avances en la laboral y en la financiera. Pero, al mismo tiempo, le planteará de nuevo la necesidad de que ese cumplimiento estricto de los deberes se complemente con los correspondientes estímulos al crecimiento y al empleo. Es decir, que a cambio de cumplir con los requisitos de déficit que contempla el nuevo Tratado Europeo impulsado por Francia y Alemania, tienen que haber instrumentos de liquidez para aquellos países que cumplan los objetivos de gasto. Por ejemplo, Berlín considera que los eurobonos deben esperar hasta que esté firmado el Pacto Fiscal, que Merkel quiere que sea como muy tarde para mediados de marzo. Rajoy, por su parte, cree que la armonización fiscal puede ponerse en marcha extendiendo la «regla de oro», que aquí se ha concretado en la nueva Ley de Estabilidad Presupuestaria, en toda la Unión Europea. Y que eso sirva como cimiento del Tesoro europeo que tiene que emitir los eurobonos. Ante Merkel, el presidente del Gobierno español insistirá en la importancia que en estos momentos tiene el hecho de que haya instrumentos de liquidez que permitan financiar la economía y que se dé apoyo a quien es serio y mantiene su palabra. La visita de Rajoy a Berlín debe servir, explican desde el Gobierno, para animar el apoyo de Merkel a los programas de estimulación del crecimiento y de la creación de empleo. En la maleta también llevará su exigencia de que España mantenga un puesto en el directorio del Banco Central Europeo.


Los planes de ajuste lusos
- El primer ministro de Portugal, Pedro Passos Coelho, decidió el año pasado suspender la paga extra de verano y Navidad a funcionarios, empleados públicos y pensionistas con sueldos superiores a los 1.000 euros anuales.
- También incrementó el IVA en diez puntos, hasta el 23%, en diferentes productos y áreas, entre ellas la restauración.
- Redujo el Presupuesto de cada ministerio un 8%.