Rajoy acusa a Zapatero de actuar «sin sentido de Estado»

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha acusado este sábado al jefe del Ejecutivo central, José Luis Rodríguez Zapatero, de actuar "con frivolidad"y "engañar a todo el mundo"en relación al Estatut de Cataluña, tras lo que ha comprometido que él sí tendrá "todo el sentido de Estado que no ha tenido"el titular del Gobierno.

En un mitin en el que ha presentado al candidato del PP de Pontevedra para las próximas municipales, el popular Telmo Martín, Rajoy ha censurado la actitud de Zapatero tras conocerse el contenido de la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) acerca de la norma estatutaria. "Ahora está escondido y dando instrucciones --a los miembros de su partido-- para que arremetan contra el PP", ha criticado.Para el líder de la oposición, de todo lo ocurrido alrededor del texto catalán "hay que sacar algunas lecciones", con el propósito de "aprender de cara al futuro". Así, cree que Zapatero "ha actuado con frivolidad, sin ningún sentido de Estado"y, además, "ha engañado a todos los ciudadanos", tanto a los de Cataluña como "a los del resto de España".Esto es "impropio"de un Presidente del Gobierno, ha interpretado, para acusar al líder de los socialistas de generar una situación "lamentable"y "no estar a la altura"de las circunstancias.De aquí en adelante, y tras el conflicto abierto por el Estatut, Rajoy ha asegurado que se requerirá "mucho esfuerzo y altura de Estado", algo que ha comprometido desde Pontevedra. "Desde aquí, desde mi ciudad, me comprometo a tener todo el sentido de Estado que no ha tenido el señor Rodríguez Zapatero", ha concluido.Por su parte, el número uno del PP de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha resaltado en su intervención cómo su formación "se negó a aprobar un Estatuto inconstitucional"en la anterior legislatura, con el Gobierno bipartito de socialistas y nacionalistas. "Nos negamos a admitir que en España había más naciones que España, y eso es lo que dice la sentencia", ha subrayado."Fuimos responsables", ha recalcado Núñez Feijóo, para subrayar que, durante las negociaciones con PSdeG y BNG para reformar el texto gallego, defendieron que en Galicia hay "dos lenguas vehiculares, gallego y castellano".Al respecto, el líder popular gallego ha incidido en que no se debe estar en política "para hacer manifestaciones"contra órganos como la corte constitucional, ni para "llamar al desacato al pueblo", a escasas horas de que se produzca en Barcelona la marcha contra la decisión del TC.En síntesis, el presidente autonómico ha abogado por el "sentido común"como criterio para gobernar y no ser "líder de las ocurrencias". Una "lucidez"que ya en el Gobierno de José María Aznar; ahora, en la oposición y, tras las próximas generales, "otra vez en el gobierno", "tiene Mariano Rajoy", ha concluido.

Cospedal: «La manifestación no es una buena noticia para España»La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, aseguró este sábado que la manifestación que se celebrará por la tarde en Barcelona en protesta por la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre el Estatuto "no es una buena noticia para España". Según dijo en una entrevista concedida a Onda Cero, la de esta tarde es "una manifestación convocada con un objetivo que no me parece el mejor, que es protestar por una sentencia del máximo intérprete de nuestra Constitución. Eso es tanto como protestar por lo que dice nuestra Constitución, y no me parece lo más loable". Cospedal considera que en estos momentos, el malestar por la sentencia "no es la prioridad de los catalanes". Es más, se mostró convencida de que la protesta no va ser "representativa de lo que opina el pueblo de Cataluña". Además, reprobó el hecho de que sea el mismo partido que está gobernando en España el que "se manifieste contra las instituciones del Estado". Eso "no es una buena noticia para España y no creo que sea lo adecuado", insistió. De Cospedal aseguró que en el PP "no estamos contentos ni descontentos"por el contenido de la sentencia conocido ayer, e insistió en que tal y como habían anunciado los populares, "dijera lo que dijera el TC, lo ibamos a acatar tanto si nos gustaba como si no nos gustaba". La secretaria general del PP reconoció estar preocupada por que cunda la percepción de que los populares son anticatalanes, porque en realidad "nos sentimos tan catalanes como el que más". Frente a los que piensan que aquí no termina la batalla legal por el Estatut, Cospedal aventuró que "seguramente genere mucha conflictividad jurídica porque tiene muchas cuestiones que están sujetas a interpretación"y, en ese sentido, afirmó que "hubiera sido mejor que la sentencia hubiera sido más clara en muchos temas". En todo caso, "si no se quiere dar por finalizada esta batalla con lo que dice el TC y acatar la sentencia, la única vía es la reforma de la Constitución"y aunque en el PP no creen en la necesidad de ese cambio, advierten que de producirse debería ser fruto de un pacto de Estado.