Miquel Barceló aúna en Aviñón su universo artístico con el gótico mallorquín

La Razón
La RazónLa Razón

En el Palacio de los Papas de Aviñón, allí donde Picasso presentó su última y criticada muestra en 1970, Miquel Barceló inaugurará hoy una exposición que llevará un diálogo entre su obra y el gótico mallorquín del siglo XIV a esa ciudad del sureste francés estrechamente ligada al archipiélago balear, informa Efe. Barceló (Felanitx, Mallorca, 1957), uno de los creadores contemporáneos más reconocidos del paisaje artístico español, llevaba años soñando con exponer en el Palacio de los Papas. Y no sólo porque fue allí donde el maestro cubista malagueño, cuatro años antes de morir, se despidió de las inauguraciones pictóricas, sino porque es la ciudad en que vivían los Pontífices, que nombraban a los obispos mallorquines, quienes desarrollaban el gótico de la isla hace más de seiscientos años. Así explicó la directora del Museo de Mallorca, Joana María Palou, el origen del embrión que dio lugar a la exposición, la más importante dedicada a Barceló en Francia, que podrá visitarse desde mañana.

Tierra y marLa muestra «Terra-Mare. Majorque, le Royaume au milieu de la mer» (Terra-Mare. Mallorca, el reino en medio del mar) podrá verse en tres escenarios: la capilla del Palacio de los Papas, la Colección Lambert –propiedad del galerista y valedor de Barceló en Francia, Yvon Lambert– y el Musée du Petit Palais. En ella, el universo creativo de Barceló , representado por un vasto espectro material que va desde pinturas que evocan su isla natal hasta máscaras de terracota, se fundirá con medio centenar de obras -esencialmente pinturas y retablos- del gótico mallorquín del siglo XIV, referencial en la obra del creador contemporáneo.