La Sexta rechaza las condiciones para la entrada de T-5 en Digital+

El borrador que la Comisión Nacional de Competencia envió en la noche del jueves a Telecinco, Telefónica y Prisa y Digital+ no cierra la puerta ni a la fusión simple entre Cuatro y Telecinco ( que sigue el proceso normal), ni la operación paralela de concentración que supondría la entrada en el capital de Digital+ de Telecinco y Telefónica.

José Miguel Contreras es el consejero delegado de La Sexta
José Miguel Contreras es el consejero delegado de La Sexta

Pero sí frena, de hecho, esta segunda parte de la operación al imponer una larga lista de restricciones, que dificulta en gran medida la estrategia de la fusión, como ayer informó LA RAZÓN.
El consejo de la CNC emprende con ello la segunda fase del procedimiento para supervisar la operación y ha otorgado siete días a las partes (dos más que el plazo habituales) para que rellenen un cuestionario en el que deberán indicar sus alegaciones y dar posibles soluciones a los problemas de competencia que crearía la fusión y que se detallan en el borrador.
El cuestionario, según la CNC, es «un trámite más dentro del procedimiento previsto y no prejuzga en ningún caso el sentido de la decisión final que adopte el Consejo de la CNC». Y advierte además de que «el contenido del test de condiciones tiene carácter confidencial, no pudiendo los interesados en el expediente que lo reciban difundirlo ni citarlo en medio alguno». En este sentido, las empresas implicadas, una vez recibido el cuestionario, no efectuaron ayer nuevos comentarios sobre el proceso.
La Sexta, una cadena que no forma parte de la fusión, pero que se siente amenazada por la posición dominante que supondría la concentración que se estudia, rechazó ayer por su parte las condiciones que recoge el borrador de la CNC, que no quiso detallar.
 Según la cadena que dirige José Miguel Contreras, su consejero delegado, resulta imposible reparar el daño a la competencia mediante condiciones y que sería imposible evitar la coordinación de las políticas entre las empresas. Para La Sexta, que insiste en apoyar la fusión de Cuatro y T-5, la toma de control de Digital+ no puede valorarse de forma aislada, y exige un análisis «sereno» de la operación. Asimismo, y aunque felicita a la CNC por su esfuerzo para limitar los daños a la competencia, considera insuficiente el plazo de siete días habilitado para poder oponerse a las condiciones propuestas.


Decidirán los resultados
Las condiciones apuntadas en el borrador enviado a las cadenas por la CNC son, en su mayor parte, restricciones para limitar el poder de compra de derechos de programas, tanto en la televisión en abierto como de pago, así como en la propia gestión de los canales. La larga lista de recortes que se impondrían a las partes, que ocupa cerca de una veintena de páginas, requerirá un estudio detallado y proyecciones económicas para comprobar si, en el proceso final, los impedimentos y deberes que se imponen podrían impedir cualquier economía de escala y dar al traste con la fusión.