Atlético de Madrid

Torres llama a la puerta

Madrid- Vicente del Bosque sólo necesitaba una excusa para llamar a Fernando Torres. Un gol, como el del Camp Nou en la vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones. O un título, como la «Champions» que ganó el sábado al Bayern en el Allianz Arena. No fue titular Fernando, como no lo ha sido en la mayoría de los encuentros de esta temporada. Pero los grandes futbolistas se muestran en los momentos más difíciles. Y justo después del gol de Müller que adelantaba al Bayern, Di Matteo, el técnico del Chelsea, mandó al campo al delantero español.

No marcó el «Niño», ni siquiera lanzó uno de los penaltis que dieron al Chelsea su primer título de la Liga de Campeones. Pero Torres animó al equipo, lo llevó hacia arriba y creó peligro en el área del Bayern. Fernando Torres ha cargado durante años con el peso de ser uno de los mejores futbolistas españoles, el más mediático de todos, pero incapaz de ganar un título con sus equipos. No lo consiguió con el Atlético, tampoco con el Liverpool. Mientras, iba alimentando su palmarés a base de partidos con la Selección: la Eurocopa, el Mundial y más de 90 partidos disputados con «La Roja».

En la Selección encontró siempre su refugio. Allí era uno de los buenos, como en sus equipos, pero además ganaba. Era su lugar seguro, en el que sólo tuvo un momento de crisis, cuando Luis Aragonés prescindió de él en noviembre de 2006 para convocar a Arizmendi, un futbolista que el Atlético había dejado escapar porque Torres no le dejaba sitio. Ese partido contra Rumanía que sirvió para el debut de Silva terminó con derrota, 0-1, gol de Marica en el Carranza. Y, desde entonces, Torres sólo había faltado a las convocatorias internacionales por causa justificada. Hasta que en febrero, Del Bosque no le llamó para enfrentarse a Venezuela en un amistoso.

Vivía sus peores momentos con el Chelsea, discutido por el público y sin la confianza de Villas-Boas, que todavía era el entrenador. A partir de ahí, llegó Di Matteo al banquillo y, aunque los comienzos fueron ilusionantes, el «Niño» regresó al banquillo para que jugara Drogba.
Pero del mismo modo que la felicidad nunca es completa, tampoco puede serlo la infelicidad. Y, cuando más desagradecido era el fútbol con Torres, cuando el banquillo era su lugar habitual en el Chelsea y Del Bosque dejaba de confiar en él, comenzaron a llegar los títulos de clubes. Primero, la Copa inglesa que le ganó al Liverpool. Era la primera señal del destino que le indicaba que había hecho lo correcto al firmar su traspaso al Chelsea. La confirmación llegó el sábado con la «Champions». Aunque Torres no está seguro todavía de que haya hecho lo correcto. «Este título lo compensa todo», dice en una entrevista que publica hoy el diario «As». «No estoy a gusto, el rol que he tenido en el equipo no es el que hablé cuando llegué a este grupo», añade.

Pero Fernando ahora sólo piensa en disfrutar, en irse de vacaciones esta semana con su familia y esperar a que el domingo, Del Bosque dé su nombre entre los que se tienen que incorporar a la segunda fase de la preparación para la Eurocopa junto a los futbolistas del Athletic y el Barcelona. Torres ya ha dado la excusa a Del Bosque para llamarlo.

Hoy a las 12 de la mañana se reúne ya el primer grupo de 21 jugadores en Las Rozas. Apenas dos entrenamientos podrán efectuar en la Ciudad del Fútbol. El primero, a las 18:30. El segundo, mañana por la mañana antes de marcharse a la concentración en Austria.

 

LA COMPETENCIA

Fernando Llorente
Fijo
Es el único delantero sobre el que no hay dudas en la Selección. Juega por arriba y por abajo, ofrece salidas que «La Roja» no tenía y ninguno ha rendido mejor que él esta temporada.
Álvaro Negredo
Probable
Tiene la confianza de Del Bosque. Ya le dolió dejarlo fuera del último Mundial. Es capaz de rematar de cualquier manera, pero, además, es capaz de ver el pase a los compañeros. Casi seguro en la lista.
David Villa
Con pocas posibilidades
Vicente del Bosque tiene más ganas que nadie de que Villa llegue a la Eurocopa. Pero el torneo sólo le serviría de pretemporada. Tiene muy pocas posibilidades de llegar.
Roberto Soldado
Penúltima opción
Se juega un puesto con Negredo, pero su carácter en partidos como la semifinal de la Liga Europa ante el Atlético y sus limitaciones fuera del área juegan a favor de Negredo.