África

Cerca de 31000 inmigrantes fueron detectados en 2008 cuando intentaban entrar ilegalmente

Las autoridades españolas detectaron a casi 31.000 personas extranjeras en 2008 cuando intentaban entrar de manera irregular en España bien por medio de embarcaciones o en los aeropuertos. En total se localizaron a 13.424 inmigrantes que llegaron en cayucos, pateras etc., mientras que las personas rechazadas en los puestos fronterizos habilitados, generalmente puertos y aeropuertos, sumaron 17.317, según el balance facilitado este lunes por el Ministerio del Interior.

Cerca de 31.000 inmigrantes fueron detectados en 2008 cuando intentaban entrar ilegalmente
Cerca de 31.000 inmigrantes fueron detectados en 2008 cuando intentaban entrar ilegalmente

Las llegadas ilegales en embarcaciones a las costas del sur y de Canarias disminuyeron un 25.6 por ciento en comparación con 2007, cuando hubo 18.057, lo que supone una bajada en un "número sustantivo", aseguró el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. Los intentos de entradas a Península y Baleares fueron 4.243, un 23.9 por ciento menos; mientras que en Canarias fueron 9.181, un 26.4 por ciento inferior.
"Detectamos al 99.99 por ciento de los que intentan entrar ilegalmente y en un porcentaje muy importante les devolvemos a sus países de origen", dijo el titular de Interior, atribuyendo esta situación al éxito de las políticas de cooperación con los países de origen. El porcentaje de personas devueltas no es tan elevado cuando se trata de entradas ilegales por tierra o aire. Aunque el ministro afirmó que la presión migratoria ha disminuido también por estas vías, admitió sin embargo no poder afirmar "que alguien no haya entrado ilegalmente y no le hayamos visto".
Sin embargo, se mostró muy satisfecho con el volumen de repatriaciones, que fueron 46.426, un 17 por ciento menos que el año pasado que se atribuye al menor flujo de inmigrantes irregulares. "Hemos repatriado más de los que intentan entrar ilegalmente", aseguró Rubalcaba.
En total se ha repatriado a inmigrantes de 29 nacionalidades frente a las 22 de 2007, y destacan especialmente los casos de Nigeria, Mali, Mauritania y Guinea Conakry, al tiempo que han descendido las repatriaciones a Marruecos y Senegal, "porque han sido más efectivos en sus fronteras".
En cuanto a todas las figuras previstas en la Ley de Extranjería, en el año 2008 los retornos (personas rechazadas en puertos y aeropuertos) fueron 17.317, un 28.9 por ciento menos; las readmisiones (expulsados de España en virtud de acuerdos con terceros países, sobre todo Portugal y Francia) fueron 6.178, un 1.1 por ciento menos. Las expulsiones (repatriados en virtud de las causas previstas en la Ley de Extranjería a través de expedientes administrativos derivados de su estancia ilegal en España) se situaron en 10.816 y fue la única digura que registró un crecimiento, concretamente un 12.1 por ciento más. Por último, las devoluciones (personas que intentaron entrar en España por puestos no habilitados como fronteras) fueron 12.315, un 22.4 por ciento menos.
Respecto a los inmigrantes fallecidos en el mar, aseguró descocer la cifra, aunque valoró que es "menor de la que se publica pero más de las que quisiera cualquier político".

CRISIS

Rubalcaba descartó que la actual situación de crisis económica vaya a influir en una disminución de las llegadas ilegales de extranjeros, especialmente en el caso de las procedentes de Africa, "donde el motor de la inmigración es salir de la miseria"y poco importa la situación en España, algo que sí podría ser tenido en cuenta en las llegadas desde Iberoamérica, por ejemplo.
También descartó que el menor número de contrataciones en origen "fuerce las cifras"de la inmigración ilegal, recordando que ya se redujeron en 2008 y sin embargo la presión migratoria no ha aumentado.
Confió por otra parte que el incremento del plazo de retención en los Centros de Internamiento de Extranjeros de 40 a 60 días sea útil para reforzar las repatriaciones. "Si tenemos mayor plazo, lo lógico es que seamos más eficaces".

MAS CONTROL

Junto a la mejor cooperación con los países de origen, Rubalcaba también destacó las medidas de control de la inmigración irregular de las que dispone España, entre las que destacó el mayor número de efectivos policiales en fronteras, un total de 15.710 agentes, lo que supone un 53.4 por ciento más que en 2003.
También apuntó a la mayor cooperación europea, plasmada en los 7 países que participan en Frontex -que ha aumentado de 12 a 24 millones su presupuestos desde su puesta en marcha en 2006- y los 131 millones de euros que recibirá España en 2009/2010 de fondos de la UE para la lucha contra la inmigración ilegal, el 27 por ciento del total de la Europa comunitaria.
Por cuanto al SIVE, recordó que ya está implantado en todo el sur y Canarias, y anunció su extensión a Valencia, Alicante y Baleares este año.
Recordó asimismo la creación de una brigada especializada en la expulsión de delincuentes especialmente peligrosos, que ya está constituida y en fase de comienzo.