Condenados a 64 y 46 años los dos autores del triple crimen de la joyería de Castelldefels

La Audiencia de Barcelona ha condenado a 64 años de cárcel a Fernando Sánchez Medina y a 46 años de prisión a su sobrino, Juan Antonio Sánchez Hernández, por el triple crimen de la joyería de Castelldefels (Barcelona), ocurrido en noviembre de 2005. En la sentencia, la Audiencia se basa en el veredicto de culpabilidad emitido por un jurado popular y condena a Fernando Sánchez Medina a 64 años de cárcel por tres delitos de asesinato y uno de robo con violencia y a 46 años a su sobrino, también por tres delitos de asesinato y un intento de robo con violencia. El crimen, que conmocionó a la población de Castelldefels, ocurrió la mañana del 29 de noviembre de 2005, cuando Fernando Sánchez Medina y su sobrino entraron en la joyería con la intención de robar y de repente, por circunstancias que no se han podido aclarar, atacaron mortalmente con una navaja al matrimonio y al hijo que regentaban el local. El fallo remarca que pese a que el autor material de las puñaladas fue Fernando Sánchez Medina, su sobrino también es condenado por asesinato porque estaba presente y aceptó, permitió y reforzó la actuación de su tío, al impedir que las víctimas salieran a pedir ayuda.