Khélil Lajimi ministro de Turismo tunecino: «El sector turístico español es un modelo a seguir en Túnez»

Khélil Lajimi:  «El sector turístico español es un modelo a seguir en Túnez»
Khélil Lajimi: «El sector turístico español es un modelo a seguir en Túnez»

Con voz firme y argumentos convincentes, en sus palabras se deja sentir el entusiasmo por su profesión: convertir Túnez en un destino turístico de primer orden. A tenor de las cifras, parece que el esfuerzo está dando sus resultados.

-En el último año, más de siete millones de turistas visitaron Túnez. ¿Qué peso tiene en la economía del país?

-Es un sector muy importante. Representa cerca del 6,5 por ciento de nuestro Producto Interior Bruto (PIB) y da empleo a unas 5.000 personas. Pero, además de su importancia económica, el turismo en Túnez es decisivo como actor del diálogo cultural con otras regiones del mundo.

-¿Los españoles son un buen mercado para el turismo tunecino?

-Cada año nos visita una media de cuatro millones de europeos. De entre todos ellos, en 2007 125.000 eran españoles. La cifra se redujo en 2008 a 105.000. Es un mercado importante, ya que su media de pernoctación es de siete días.

-¿A qué se debe el descenso?

-No es porque los españoles no quieran visitar Túnez. El problema es que el mercado está concentrado en dos touroperadores y uno de ellos ha tenido problemas con sus corresponsables en nuestro país. Esto ha hecho que hayan desviado a parte de sus clientes a otras zonas de la Cuenca Mediterránea, lo que nos ha restado visitantes.

-¿El problema está solventado?

-Aprovechamos la presencia en la última feria de turismo de Madrid para resolver los obstáculos que existían entre ese operador y sus corresponsales. Pero nuestro objetivo es atraer a otros touroperadores para elevar el número de españoles que viajan a Túnez.

-¿Qué retos tienen pendientes como destino turístico?

-La comunicación con los viajeros es nuestro punto débil. Tenemos muchas cosas buenas que ofrecer como destino, pero que se desconocen en España. Otra de las tareas pendientes es desestacionalizar el sector, ya que el 80 por ciento de los turistas nos visita entre junio y octubre. El objetivo es alargar este periodo.

-¿Qué ofrecen al viajero durante todo el año para «estirar» esa oferta turística?

-Debemos potenciar el turismo de invierno en el Sáhara, uno de los lugares más buscados por el viajero. También es importante aprovechar nuestra rica oferta en talasoterapia y hacer hincapié en el legado cultural que tenemos. Las buenas temperaturas que nos acompañan durante todo el año juegan a nuestro favor y debemos aprovecharlo.

-¿España es un referente en el mundo del turismo?

-Sí. Es un modelo a seguir, sin duda. A través de nuestra embajada estamos en contacto directo con el secretario de Estado de Turismo español para hacer un programa de intercambio, sobre todo en el campo de la formación profesional y de la gestión de los hoteles. Poder aprender de España en este sentido es una gran oportunidad.

-¿Qué novedades tiene Túnez para este 2009?

-La más importante es que a partir de octubre habrá un vuelo directo entre Madrid y Tozeur, ciudad principal de entrada a la zona del Sáhara, con ida el jueves y vuelta el domingo. Es una incorporación clave para el sector, ya que el 35 por ciento de los españoles que llega a Túnez realiza una visita al desierto.

-¿En sus planes entra el turismo sostenible?

-Claro que sí. Por ejemplo, existe una norma que fomenta el uso de las energías renovables entre los hoteleros, principalmente la solar en la zona del sur. Nuestra filosofía es crecer como destino, pero protegiendo el entorno.

-¿Qué no debe perderse el turista que visite Túnez?

-El Museo de El Bardo, que tiene la colección más importante de mosaicos del mundo. Creo que también resulta imprescindible pasar dos o tres días en el desierto. La visita al Sáhara es apasionante.