Netanyahu admite por primera vez un Estado palestino «desmilitarizado»

Netanyahu admite por primera vez  un Estado palestino «desmilitarizado»
Netanyahu admite por primera vez un Estado palestino «desmilitarizado»

EL CAIRO- Con máximo hermetismo, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, esperó hasta las 20:00 (hora local) para dar una respuesta al presidente estadounidense, Barak Obama, que interpeló al Gobierno israelí sobre la actividad de los asentamientos judíos y la creación de un estado palestino, en su histórico discurso en El Cairo. Ante miles de asistentes, Netanyahu exigió como condición previa para la creación de un estado palestino que el territorio que quede en manos de estos últimos deberá estar inevitablemente «desmilitarizado». «Si recibimos esta garantía (de la comunidad internacional) para la desmilitarización y hay acuerdos de seguridad requeridos por Israel, y si los palestinos reconocen a Israel como una nación del pueblo judío, estaremos preparados para un verdadero acuerdo de paz», dijo anoche Netanyahu, en un esperado discurso que pronunció en la Universidad Bar¿Ilan, cerca de Tel Aviv. El líder derechista también rechazó que la nueva «entidad» palestina tenga competencias sobre el espacio aéreo de Judea y Samaria (Cisjordania) o en la Franja de Gaza. Netanyahu consideró que un estado palestino militarizado supone una amenaza para Israel, debido a que los dos estados vivirán «juntos». Por ello, emplazó a la Autoridad Palestina a «imponerse» a Hamas. «Los palestinos deben elegir entre la vía pacífica y la vía de Hamas», dijo. El primer ministro hebreo insistió en que para alcanzar la paz con sus vecinos palestinos, ésta comenzaría por «una paz económica». Para ello, exhortó al mundo árabe a colaborar con israelíes y palestinos para buscar soluciones al conflicto de Oriente Medio. «La paz económica no es alternativa a la paz diplomática pero es un componente importante de ella», manifestó Netanyahu. Retomando las palabras formuladas por Obama el pasado 4 de junio, en las que tachó de «intolerable» la constante construcción de asentamientos judíos en los territorios de la Cisjordania ocupada, el primer ministro israelí argumentó que el «crecimiento natural» de Israel continuará, tal como describe a las construcciones dentro de los enclaves existentes para acomodar a las familias israelíes. Sin embargo, el dirigente israelí prometió que no se construirán más asentamientos en territorio palestino.