Música

«Perdóname hijo hice lo que pude»

Puertas cerradas a cal y canto, teléfonos desconectados, un silencio estremecedor... La familia Travolta ha hecho del hermetismo su mejor arma para afrontar en la más absoluta intimidad el duelo por la muerte del hijo mayor del protagonista de «Grease». Aun así, resulta casi inevitable que, poco a poco, se vayan conociendo detalles sobre las últimas horas de vida de Jett Travolta, así como del funeral, que está previsto que se celebre hoy en Florida. «Lo siento Jett, perdóname. Hice todo lo que pude». Estas fueron las últimas palabras de John Travolta a su hijo, antes de que éste falleciera en el hospital de Las Bahamas, donde fue atendido después de sufrir un ataque epiléptico. Así al menos lo asegura el doctor Tarino Lightbourn al «The Sun». Lightbourn fue testigo de tan dolorosa despedida y confirmó, además, que el propio Travolta intentó reanimar a su hijo durante el traslado al centro médico, donde se certificó su muerte. Privacidad Tras la incineración y el viaje de Las Bahamas a Florida, el actor y su esposa, Kelly Preston, se han recluido en su casa en Ocala, una tranquila zona residencial al norte de la ciudad de Orlando. «Son personas fantásticas, realmente están volcados con su familia. Queremos respetar su privacidad tanto como sea posible», expresó el alcalde de Ocala, Randy Ewers. Según fuentes familiares, el funeral podría celebrarse hoy siguiendo el rito establecido por la Cienciología, pero no se ha confirmado y se desconoce dónde tendrá lugar. Representantes de este movimiento han asegurado que durante el funeral «los amigos y la familia tendrán la oportunidad de decirle adiós, de reconocer y agradecer a Jett lo que hizo en su vida y de desearle buen viaje mientras se desplaza a su nueva vida». Se espera que estrellas como Tom Cruise, Katie Holmes, Will Smith y Oprah Winfrey asistan al funeral. La actriz Kirstie Alley ya está en Florida para consolar a la pareja y a su hija de ocho años, Ella Bleu. A pesar del secretismo reinante, también ayer trascendieron más datos sobre la autopsia que le fue realiza a Jett Travolta. Según informaciones de la revista «People», el joven de 16 años falleció de un ataque epiléptico. Medicación suspendida Los abogados de la familia, Michael Ossi y Michael McDermott, explicaron que Jett sufría desde hace tiempo graves y frecuentes crisis que tenían su origen en la enfermedad de Kawasaki, que causa la inflamación de los vasos sanguíneos y que padeció cuando era un niño. También se ha confirmado que la medicación que tomaba había sido suspendida por la preocupación de los padres por los efectos secundarios que ésta podía provocar en su hijo. Con estos datos sobre la mesa, queda completamente descartado que Jett falleciera a causa de un golpe después de una caída en la bañera, como se especuló en un primer momento, si bien sí se encontraba en el cuarto de baño cuando sufrió el ataque mortal.