Actualidad

China prohíbe a los buques y aviones de EE UU recalar en Hong Kong

Respuesta de Pekín a las leyes ratificadas por Donald Trump que defendían a los manifestantes de la ex colonia británica. El Gobierno chino también sancionará a ONG norteamericanas

Advertising sector workers begin strike.
Miles de manifestantes se congregaron hoy en el centro de Hong Kong para mostrar su rechazo al gobierno prochino de la excolonia británicaJEROME FAVREEFE

Dicho y hecho. China cumplió este lunes su promesa de tomar represalias contra Estados Unidos por haber mostrado su apoyo al movimiento contestatario que durante los últimos cinco meses ha puesto patas arriba la ciudad de Hong Kong. Para hacerle saber al país norteamericano que no debería inmiscuirse en sus asuntos, anunció que prohibiría a los barcos militares norteamericanos atracar en territorio hongkonés e impondría sanciones -aunque no especificó de qué tipo- a diversas oenegés que operan en este territorio semiautónomo y a las que acusa de haber colaborado con los antigubernamentales.

Según aseguró en rueda de prensa la portavoz jefe del Ministerio de Asuntos Exteriores en Pekín, Hua Chunying, el comportamiento “poco razonable” del presidente de EEUU, Donald Trump, que el miércoles pasado ratificó la Ley de Derechos Humanos y Democracia para Hong Kong, ha provocado esta primera ronda de castigos. La norma aprobada por el magnate obliga a Washington a evaluar anualmente la situación de las libertades en la ex colonia británica, otorgándose la potestad de imponer sanciones contra los responsables y de retirarle a la ciudad el estatus comercial preferente del que goza si se dicta que no se respetan. Toda una intromisión a ojos de Pekín.

Hua también añadió que las ONG pagarán “caro” su responsabilidad en el caos de Hong Kong, ciudad en la que tienen sus cuarteles las beligerantes Human Rights Watch, National Endowment for Democracy o Freedom House. “Hay un montón de pruebas de que estas ONG han apoyado a fuerzas antichinas para sembrar el caos en Hong Kong, y las han alentado a participar en actos delictivos de extrema violencia y en actividades separatistas en busca de la independencia de Hong Kong”, añadió.

Las contramedidas anunciadas no podían llegar en peor momento y añaden más leña al fuego a la maltrecha relación entre las dos mayores economías del planeta. Desde hace días, ambas potencias andan enfrascadas en negociaciones para tratar de alcanzar un acuerdo que ponga fin la guerra comercial en la que llevan inmersos desde hace ya año y medio. Sin embargo, los dos países ya se han puesto una fecha tope, el 15 de diciembre, con sus correspondientes advertencias. Si no se acuerda nada para entonces, EEUU tiene intención de imponer un 15% adicional de aranceles a productos chinos por un valor de 156.000 millones de dólares; mientras que Pekín haría lo mismo sobre 75.000 millones de dólares en exportaciones estadounidenses. Pese a este nuevo encontronazo, los analistas indicaron que ambas medidas son más simbólicas que efectivas y es difícil que lleguen a echar por tierra las negociaciones entre ambos.

Más bien lo que sí ha querido dejar claro Pekín es que tenían razón con su teoría de que son las fuerzas extranjeras las que tratan de desestabilizar el país apoyando e incluso financiando a los descontentos. Se demuestre así o no, en Hong Kong el pasado fin de semana multitud de ciudadanos se dieron cita en las calles para mostrar su gratitud a un país que ha recibido con todos los honores a destacados líderes del movimiento antigubernamental.

Daños a la economía hongkonesa

Las finanzas de la ciudad china van de mal en peor. Si hace un par de semanas se anunciaba que la ex colonia británica había entrado en recesión por primera vez en 10 años, este lunes se reveló que los casi seis meses de protestas han causado pérdidas económicas de alrededor de un 2% del PIB y la metrópoli está en camino de su primer déficit presupuestario en 15 años. Además, las ventas al por menor se redujeron en octubre un un 24,3% debido a un desorden social que habría agriado el sentimiento de los consumidores e interrumpido severamente el turismo. Por eso, el Secretario Financiero, Paul Chan, advirtió que “poner fin a la violencia en los incidentes sociales locales y restaurar el orden social son cruciales para la creación de un entorno para que el negocio minorista se recupere".